e-conomía

El emprendedor ante el inversor

Si por algo me he caracterizado siempre, es por ser un emprendedor empedernido. Comencé en redes telemáticas en 1992 y he evolucionado a la par que la red pasando de ser emprendendor (y sigo siéndolo) a actuar también como inversor y Business Angel. Este doble perfil profesional me ofrece una visión más amplia bastante positiva.

A comienzos de junio 2011 celebramos en Madrid el Desayuno de Trabajo de Inversores de Internet de Networking Activo donde repasamos con inversores con mucha experiencia el actual estado de esta cuestión.

Este artículo es fruto de la colaboración entre Emilio Márquez (@EmilioMarquez) y TICbeat. Emilio Márquez es Business Ángel y emprendedor, CEO de Networking Activo y socio fundador de Gestores Profesionales de Contenidos Digitales. Entre sus proyectos como inversor esta la red social vertical Yunu y el grupo ITNET. En su blog se pueden seguir posts muy interesantes sobre Networking y el mundo de Internet en general.

En primer lugar podemos hablar de una doble oleada de inversores, la que se dio entre 1999 y 2001, destacó porque los inversores eran directamente amigos, conocidos y compañeros de los emprendedores. Posteriormente el entorno inversor en empresas tecnológicas fue ganando consistencia y profesionalización hasta llegar a lo que conocemos hoy: pequeños, medianos y grandes inversores, fundamentalmente nacionales, pero con apoyos internacionales. Es curioso que los deportistas de élite estén comenzando a invertir en Internet.

La tendencia general actual es que los business angels e inversores en empresas de Internet estén muy formados en la sociedad de la información, pero que los inversores en su vertiente más amplia y general no tengan conocimientos de la red. Se necesita formar a estos inversores tradicionales para que se atrevan a dar el salto a invertir en Startups de Internet. Un punto optimista es la creación de nuevos clubes de bussiness angels en España especializados en la red.

Existen tres núcleos tecnológicos claros donde se cuecen la mayoría de las inversiones en Europa: Barcelona, Múnich y Londres, por lo que los emprendedores deben tener presencia en estos entornos o al menos estar dispuestos a moverse al exterior para conseguir inversores internacionales. Fuera de estos núcleos, y salvo las lógicas excepciones, está complicado hacer negocios. Influye mucho en este ámbito que sea complicado atraer a profesionales extranjeros a España para que trabajen en proyectos de emprendedores, cuando es una tendencia que los profesionales con talento y cualificados en TIC están saliendo al exterior a trabajar.

Además, se produce un singular efecto sobre los inversores extranjeros, y es que es complicado atraer su atención con nuestros casos de emprendimiento. En Silicon Valley tienen la manía de invertir a corta distancia, dejando a Europa prácticamente fuera del juego. Se da una solución práctica, y es que los inversores internacionales son más dados a apostar su dinero en empresas extranjeras cuando encuentran una alianza con otro inversor local fuerte y reconocido. Por ejemplo, podemos contar con una inversión extranjera si previamente tenemos un potente socio nacional.

También es de recibo tener en cuenta la situación política, social y económica de España en este preciso instante. Los proyectos que ganan inversión extranjera y nacional son aquellos que en sus planes de negocios valoran la internacionalización, pues el estado de nuestro país invita a obtener resultados a largo plazo. El país tiene muy mala prensa económica… También destacan ciertos sectores digitales que reciben buena parte de la inversión en lo que podríamos llamar modas de inversión.

No faltaron consideraciones directas con los emprendedores. Por ejemplo, cuando recibimos a un inversor necesitamos establecer detalladamente el plan de gastos y el uso que se hará de la inversión, dinero que se debe invertir poco a poco y sobre todo cumpliendo hitos. No solo se necesita potenciar un producto, sino también una marca. Es necesario que los emprendedores tengan conciencia global (e incluso que fusionen sus empresas para ganar tamaño) para conseguir llamar la atención de los inversores extranjeros.

Los consejos y conclusiones no son pocos como podéis ver. La formación de los emprendedores es clave (planificación, negociaciones, etc.) para atraer la atención de los inversores, que también necesitan conocer mejor el entramado de Internet. El problema fundamental actual es ofrecer productos atractivos para el inversor extranjero, que son mas reacios a entrar. Para conseguirlo: Hablar inglés en el proyecto desde el primer día, contar con trabajadores de varios países, desarrollar proyectos internacionalizables, buenos planes de negocio, emprendimiento que trabaje la imagen de marca y no solo el producto, socios locales previos, etc.

Sobre el autor de este artículo

Emilio Márquez

Emilio Márquez es Business Ángel y emprendedor, CEO de Networking Activo. En su blog se pueden seguir posts muy interesantes sobre Networking y el mundo de Internet en general.