e-conomía

EEUU da luz verde a la compra de la unidad de servidores de gama baja de IBM por Lenovo

US-IT-TABLET-CHINA-LENOVO
Escrito por Esther Macías

La compañía china Lenovo podrá comprar la unidad de servidores de gama baja de la estadounidense IBM por 2.300 millones de dólares. Así lo han indicado ambas compañías en sendos comunicados en los que aseveran que el Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (conocido por sus siglas CFIUS) ha dado luz verde a una operación que, como otras de este calado, se analiza en profundidad por las posibles repercusiones que puede tener en la seguridad nacional. Pero, como indica en su comunicado de IBM, la valoración del CFIUS ha sido positiva y “supone buenas noticias tanto para IBM y Lenovo como para nuestros clientes y empleados”. “Las partes están ahora deseando cerrar la transacción”, concluye el escrito. Una transacción que, según el comunicado de Lenovo, se completará a finales de este año.

El porqué de tantos meses de espera

¿Por qué ha tardado el Gobierno de EEUU en dar luz verde a una compra que se anunció el pasado mes de enero? Como ya reveló hace tiempo el diario estadounidense The Wall Street Journal, muchos servidores x86 de IBM están implantados en centros de datos gubernamentales y soportan, de hecho, las redes de computación del Pentágono (la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos). De ahí que el Ejecutivo de EEUU haya estado preocupado analizando las posibles consecuencias de seguridad que podría tener para el país que dichos servidores formaran ahora parte de un gigante chino como Lenovo. Más aún teniendo en cuenta los abundantes ataques y casos de espionaje producidos por organizaciones de cibercriminales chinos. Al respecto Lenovo ha aseverado en varias ocasiones que sus productos son seguros y que sus objetivos son estrictamente comerciales. Por otra parte, no hay que olvidar que este tipo de máquinas se fabrican ya desde hace tiempo en China y contienen componentes producidos en este país.

Una compraventa en la que todos ganan

Para el Gigante Azul este movimiento supone un paso más en su estrategia de deshacerse de negocios que le proporcionan menos margen y centrarse en los que le brindan uno mayor como los relacionados con la computación cognitiva, big data y cloud computing, además, claro está, de su mítico mainframe con el que conquistó el segmento corporativo en el que tan bien se bandea. En este sentido, no hay que olvidar que tanto los sistemas mainframe System z y Power, como los sistemas de almacenamiento y servidores Flex basados en Power, y PureApplication y PureData seguirán formando parte de su oferta de hardware.

En lo que respecta a Lenovo, gracias a esta adquisición la multinacional china podrá competir mejor contra HP y Dell en el ámbito de los servidores por el que apostó hace tiempo y que le hará crecer significativamente si logra trasladar a este nicho la brillante ejecución realizada en el mundo del PC, desde que también comprara a IBM su negocio de ordenadores personales.

La operación, por cierto, afectará a unos 7.500 empleados de IBM en todo el mundo, a los que la empresa china realizará una oferta de incorporación a su plantilla. Lenovo ha protagonizado este año otra de las ofertas de compra más sorprendentes en lo que va de año: la adquisición de Motorola Mobility a Google, que aún está en vías de aprobación por las autoridades pertinentes (también Lenovo confía en cerrarla a finales de este año) y que supondría un paso más de la multinacional china de convertirse en una empresa aún más diversa y global.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.