EEUU y la Comisión Europea aprueban la compra de Motorola

Google Motorola compra patentes Comisión Europea Departamento de JusticiaLa Comisión Europea y el Departamento de Justicia de Estados Unidos han dado su visto bueno a la compra de Motorola por parte de Google. El buscador anunció su intención de comprar el fabricante de teléfonos móviles por 12.500 millones de dólares (unos 9.500 millones de euros) en agosto del año pasado.

Uno de los motivos de esta compra, según los analistas, fue la necesidad de Google de hacerse con un portfolio importante de patentes. Sin embargo, la transacción necesitaba la aprobación de diversos organismos antimonopolio, que estaban preocupados por la posibilidad de que la compañía consiguiese una situación dominante o que favoreciese a Motorola.

Por este motivo, el buscador no ha podido completar la operación todavía, aunque ya ejerce cierto control sobre algunos aspectos de Motorola que, por ejemplo, necesitó la autorización de Google para demandar a Apple por patentes.

No modificará el mercado

La Comisión Europea ha aprobado la compra porque considera que “no modificaría significativamente la situación del mercado” en lo que respecta a los sistemas operativos y las patentes de estos dispositivos.

Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión y comisario de competencia, explicó que, tras examinar la adquisición, determinaron que no plantea problemas de competencia, según recoge una nota de prensa del organismo.

No obstante, la Comisión Europea, asegura, vigilará de cerca “el comportamiento de todos los actores del sector, particularmente el uso crecientemente estratégico de patentes”.

Por otro lado, la posibilidad de que Google favorezca a Motorola y no permita que otros fabricantes utilicen Android, fue desestimada, ya que, en opinión del organismo europeo, el sistema operativo ayuda a expandir los otros servicios de la compañía de Internet.

Por lo tanto, “dado que el modelo de negocio central de Google es llevar sus servicios y software móviles y en línea a la mayor audiencia posible”, creen que “no es probable que Google restrinja el uso de Android únicamente a Motorola”. En este sentido, recuerdan que el porcentaje de mercado del fabricante es bastante bajo si se compara con el de otras compañías como Samsung o HTC.

Además, la Comisión considera que las patentes que Motorola posee sobre estándares de comunicación como 3G o 4G/LTE, a pesar de ser “esenciales” para operar (lo que hace que el acceso a las mismas sea “crucial”), no cambian la situación actual del mercado en este aspecto.

Preocupación del Departamento de Justicia

El Departamento de Justicia, por su parte, ha tratado las investigaciones de tres compras de patentes en una misma nota de prensa. Así, junto al caso de Google y Motorola, se analizó la adquisición de patentes de Nortel por parte de Microsoft y RIM y la de otras de Novell por parte de Apple.

En los tres casos, la División Antimonopolio del Departamento ha determinado que no es probable que las compras “reduzcan sustancialmente la competencia” ni que “cambien significativamente las dinámicas existentes en el mercado”. Las investigaciones, explican, se centraron en la posibilidad de usar las patentes para “aumentar los costes” de sus rivales o para anular la competencia.

Asimismo, han incluido datos del mercado de los teléfonos inteligentes en Estados Unidos, dominado por Android, presente en el 46% de los smartphones. En segundo lugar aparece iOS (30%), seguido de la plataforma de RIM (15%) y los diferentes sistemas operativos de Microsoft (6%).

Esta cuota de mercado hace que las patentes adquiridas por RIM y Microsoft no supongan un peligro, ya que sería poco rentable para ellos aplicar royalties elevados a otras compañías, pues no podrían atraer a un gran número de nuevos clientes.

No obstante, esto sí podría ocurrir en el caso de Apple y Google, debido a su gran presencia en el mercado. Sin embargo, las transacciones investigadas no deberían disminuir la competencia.

Motorola, explican, ha tratado de capitalizar su portfolio de patentes de forma repetida y agresiva y, para ello, ha demandado a compañías como Apple y Microsoft. “Dado que es improbable que la adquisición de Motorola Mobility por parte de Google altere esta política materialmente, la división concluyó que transferir la propiedad de las patentes no alteraría sustancialmente las dinámicas actuales del mercado”. De todos modos, sí consideran una “preocupación importante” la forma en que Google pueda ejercer sus derechos sobre las patentes en el futuro.

En cuanto al caso de Apple, las patentes incluyen una cláusula que impide que se establezcan royalties para su uso en el sistema operativo Linux, en el que está basado Android.

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top