e-conomía

La directora de Privacidad de Google deja su cargo

Escrito por Manuela Astasio

Alma Whitten pone fin a un mandato agridulce.

Alma Whitten, la que ha sido directora de Privacidad de Google desde 2010, deja su cargo, según ha confirmado la compañía a The Verge, aunque ha sido Forbes la primera publicación en hacerse eco de la noticia. Al parecer, Whitten lo ha anunciado de forma interna y con un par de meses de antelación, mientras se producen las transiciones consecuentes en su equipo.

Quien la sustituirá es un ingeniero que lleva ocho años en la compañía, Lawrence You, y que forma parte del equipo fundador de Privacidad.

Desde Google se ha ensalzado la labor de Whitten y todo lo que ha hecho para mejorar los productos de la compañía y proteger a sus usuarios, explican en The Verge, pero los medios del sector recuerdan que la trayectoria de Whitten no siempre le ha resultado rentable al gigante de Internet. ¿O sí?

Unas cuantas multas

Bajo el mandato de la ahora saliente directora de Privacidad, Google hubo de enfrentarse a varias multas y pleitos. Como los más de siete millones de dólares impuestos por los gobiernos de varios estados americanos y los 25.000 por la propia Comisión Federal de Comunicaciones, después de que la compañía admitiese que los coches que toman las fotos de StreetView están también diseñados para capturar datos de las redes domésticas de Wi-Fi desprotegidas junto a las que pasan.

Google también se vio envuelto en una batalla legal con el Tribunal Supremo de Berlín respecto a los límites de la privacidad personal en StreetView. Finalmente, la justicia alemana decidió que los coches de la compañía podían tomar todas las imágenes que quisieran, siempre que después se respetase el derecho de los ciudadanos a que sus domicilios quedaran fuera de las fotos que se subieran a la red. Una mujer impuso una demanda porque las cámaras de StreetView, aseguraba, eran capaces de tomar fotos por encima de la verja de su casa.

Asimismo, fueron 22,5 millones de dólares los que Google tuvo que pagar a la Comisión Federal de Comercio por haber ignorado y sobrepasado la configuración de seguridad establecida por los usuarios del navegador de Apple, Safari.

¿Un cambio de actitud?

Fue también ella quien supervisó el cambio en la política de privacidad de la compañía en marzo de 2012, que despertó no solo la preocupación de los usuarios particulares, sino también la de autoridades políticas. Por ejemplo, Google decidió que todos sus servicios podrían compartir entre ellos los datos de navegación de sus usuarios.

Esto significa que quien busca frecuentemente una palabra en Google se encontrará vídeos relacionados con ese contenido cuando acceda a YouTube. Varios congresistas estadounidenses le plantearon preguntas al respecto a Google, y los legisladores de la Unión Europea continúan estudiándola.

La compañía se enfrenta ahora a estos y a otros retos nuevos de seguridad, como los que se produzcan en relación a los avances en reconocimiento facial. Hay quien dice, además, que, ahora que Whitten se marcha, el tono de la compañía en cuanto a privacidad se volverá más complaciente con los gobiernos, algo que ejemplifican con la cancelación de Google Reader, que tantas quejas ha despertado en los usuarios de países con gobiernos censores.

Foto cc: pixabay

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.