El desconocido multi-millonario del software médico

DólaresUn nuevo multi-millionario del imperio del software informático ha surgido en EEUU, aunque más lejos de Silicon Valley de lo normal. Su imperio, construido gracias a la demanda de la digitalización de los ficheros médicos en el país, está ubicado en Massachussets.

Philip Ragon, quien fundó una empresa llamada InterSystems Corp, es ahora el mayor proveedor de servicios de management para crear bases de datos dentro de la industria de la salud. Según un artículo de Bloomberg, la empresa cuenta con 80.000 clientes y 385 millones de dólares en beneficios anuales. La empresa, según el índice de Bloomberg Billionaires, está valorada en más de 2 mil millones de dólares.

“InterSystems proporciona una fuerte plataforma de integración que se usa de forma general en el mercado de la salud,” apunta Lynne Dunbrack, directora de programa de estrategias de conectividad de salud en la compañía de investigación de mercado IDC Health Insights a Bloomberg.

El perfil de este nuevo rico de la industria de la salud es la de un hombre discreto, algo que hasta ahora le ha funcionado muy bien. Su compañía, fundada a finales de los 70 y con el nombre actual desde 1980, ha hecho una serie de adquisiciones y se ha centrado en la creciente demanda de los sistemas operativos de salud. El boom de la industria ha significado un golpe de suerte para su empresa, que debe afrontar más que nunca una alta demanda de sus servicios.

La lucha por la digitación de los datos de pacientes en los hospitales para ahorrar tiempo de espera, poder actuar de forma más rápida y tener los datos necesarios disponibles en diferentes hospitales y clínicas es una prioridad para muchos países del mundo, cuyos sistemas cuentan con información digital parcial y mucha información en papel u archivos no transferibles.

Para los pacientes, significaría que sin tener en cuenta dónde necesitan un servicio sanitario, los datos como el historial de salud, alergias, enfermedades y condiciones estarán disponibles sin que ellos tengan que informar a los profesionales. También ayudará a que se cometan menos errores a la hora de tratar a nuevos pacientes.

Foto cc 401(K) 2012

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top