El desafío de captar al turista conectado

turismo-tecnología

El sector turístico es uno de los segmentos claves de la economía española. No obstante, el turismo de ‘sol y playa’ por el que se ha caracterizado tradicionalmente esta actividad en España debe cambiar si realmente se quiere impulsar el sector, hacer que la oferta no sea tan estacional (hay que tener en cuenta que la temporada estival concentra el 40% de las visitas que recibe nuestro país) y mejorar la rentabilidad.

La clave para ello no es otra que la internacionalización y la innovación. Así al menos lo recoge la consultora PwC en su informe Temas candentes del turismo para 2013. El estudio pone de manifiesto que aunque el turismo de ‘sol y playa’ español atrae 48 millones de turistas internacionales, este tipo de oferta supone solo una parte del mercado mundial.

De hecho, afirma que el 50% de los viajes que tienen lugar cada año está motivado por otro tipo de turismo por el que no se identifica a nuestro país y que si el sector turístico nacional abordara nuevas fórmulas basadas en la innovación España podría atraer a 80 millones de turistas en 2015.

Hacia un nuevo paradigma del negocio turístico

Las claves para realizar este giro de 180 grados, según concluye el informe –para cuya elaboración la consultora ha consultado a un grupo de expertos, integrado por los principales actores de la industria turística en España–, pasan por que la industria turística española se apoye en las nuevas tecnologías y las redes sociales.

En este sentido, reza el informe de PwC, “el desarrollo de plataformas tecnológicas por las empresas que operan en el sector, especializadas por producto, servicio o zona geográfica, es el camino para captar al llamado ‘turista conectado’, que posee más información que nunca y con una gran capacidad de acceso a las diferentes ofertas turísticas en todo el mundo”.

Después vendrá otro paso: interconectar dichos portales y plataformas para crear una cooperativa de portales turísticos que permitan realizar reservas o el acceso a los paquetes que ofrecen los turoperadores.

En suma, el uso de la tecnología y las posibilidades que permite para conocer las necesidades del consumidor y sus patrones de compra (las herramientas de big data son relevantes en esta línea) son indispensables para mejorar y personalizar los servicios de hoteles, líneas aéreas, agencias de viajes y, en general, las firmas de este sector.

Foto cc Moomettes

Contenidos Relacionados

Top