e-conomía

Décimo acuerdo de Microsoft con un fabricante de Android

Microsoft acuerdo licencia Android patentesMicrosoft ha anunciado que su equipo legal ya ha llegado a acuerdos de patentes con la mitad de los fabricantes de dispositivos Android (el último de ellos ha sido con Compal). Mediante estos acuerdos, la compañía de Redmond obtiene unos ingresos determinados por cada dispositivo que venden estas empresas.

Gracias a estas negociaciones, Microsoft obtiene unos 444 millones de dólares al año gracias a Android. Por lo tanto, no sorprende que Google haya criticado en diversas ocasiones la estrategia de Microsoft.

Sin embargo, esto no ha conseguido frenar al gigante tecnológico, que recientemente anunció su décimo acuerdo de licencias con un fabricante de Android. En concreto, ha sido Compal, compañía taiwanesa, la que ha llegado a este acuerdo con Microsoft.

Microsoft acuerdo licencia Android patentes

Según explican en el blog de Microsoft Brad Smith y Horacio Gutiérrez, vicepresidente ejecutivo y consejero general y vicepresidente corporativo y consejero general adjunto, respectivamente, este es el noveno acuerdo al que se ha llegado en los últimos cuatro meses.

En concreto, gracias a los acuerdos de licencias alcanzados con compañías como HTC, Samsung o Acer, Microsoft ya obtiene ingresos de las empresas que fabrican el 53% de los dispositivos Android que se venden en Estados Unidos.

Estrategia

Los dos directivos también han aprovechado para enfatizar la importancia de llegar a este tipo de acuerdos, en los que Microsoft ha gastado unos 4.500 millones de dólares. “Esto nos ha dado la oportunidad de construir sobre las innovaciones de otros de una forma responsable que respeta los derechos de propiedad intelectual”.

Sin embargo, podría haber otro objetivo detrás de esta estrategia. Según ha explicado al Seattle Times David Martin, presidente de la firma financiera M-CAM Inc, el objetivo de Microsoft podría ser aislar a Google de los mejores abogados de patentes, de cara a un posible enfrentamiento legal directo con el buscador.

Para lograrlo, ha ido negociando con diferentes compañías para lograr acuerdos. De este modo, los abogados implicados en estas negociaciones no podrían trabajar para Google en un supuesto enfrentamiento, pues supondría un conflicto de intereses.

No obstante, el propio Brad Smith se encargó de desmentir esta posibilidad y aseguró que “no se acerca a la realidad”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.