e-conomía

Cynk, la empresa fantasma que vale más que Jazztel pese a carecer de ingresos

leo
Escrito por Marcos Merino

Carece de ingresos y tiene un sólo trabajador, pero ya vale más que algunas compañías del Ibex35. Ha lanzado un ‘marketplace’ de contactos con celebrities que ‘huele’ a fraude.

En estos tiempos de crisis financieras y burbujas inmobiliarias, no falta quien cada poco tiempo saca a colación la Burbuja ‘puntocom’ del 2000, así como la amenaza de una nueva burbuja tecnológica. Obviamente, el sector tecnológico ha cambiado de manera radical en estos 14 años, pero de cuando en cuando salen a relucir síntomas poco tranquilizadores. Y, en algunos casos, se acumulan en un corto período de tiempo. Primero fue YO, la app móvil programada en 8 horas y que realizaba su función tan simple como mandar mensajes con la palabra que le da nombre (y nada más, aunque parece que ha encontrado una funcionalidad)… y que generó en un sólo día 50.000 usuarios. Luego, mucho más cerca, apareció el escándalo Gowex, destapado por Gotham City Research y que terminó generando la confesión por parte de su CEO, Jenaro García, de que llevaba cuatro años falseando las cuentas de la compañía, que había sido vendida al mundo como un éxito rotundo del emprendimiento tecnológico en nuestro país.

A todo esto viene a sumarse ahora una nueva compañía hasta ahora desconocida pero que ha generado estupor en los mercados: Cynk Technology, cuyas acciones han pasado en menos de un mes de los 10 centavos a los 14 dólares (lo que constituye una revalorización del 25.000%), manteniendo hasta el momento en que se suspendió su cotización una capitalización bursátil cercana a los 5.000 millones, por delante de compañías destacadas como Groupon. O, por quedarnos en el Ibex35 español, Cynk sería ‘más valioso’ que compañías como Jazztel, Sacyr o Gamesa.

accionesCynk

Y… ¿qué datos disponemos sobre Cynk? Pues sabemos que nació con el nombre de Interbuzz en 2012 (en Las Vegas, aunque ahora tiene su nueva residencia fiscal en Belice), que ese mismo año realizó una emisión de acciones con el objetivo de recaudar un capital inicial de 100.000 dólares de los que logró poco más de la mitad, y que a principios de este año cifraba sus pérdidas en 1,5 millones de dólares. Ah, y añadamos a eso que carece totalmente de ingresos y dispone de un único trabajador: su director general Marlon Sánchez, que en estos momentos está en el TOP 400 de personas más ricas de la Tierra. Conviene recordar que Cynk Technology no cotiza en la Bolsa de Nueva York, sino en el índice OTC Pink, un mercado para empresas pequeñas prácticamente carente de regulación. Los espectadores del reciente estreno “Lobo de Wall Street” lo reconocerán por ser el ámbito en que se usaban las ‘hojas rosas’ que constituyeron la base de la fortuna del protagonista.

Y ¿a qué ‘Technology’ hace referencia el nombre de la empresa? Pues teóricamente, el negocio de esta empresa es una red social llamada Introbiz (actualizada el 27 de Junio), un marketplace en el que podemos comprar y vender nuestra “capacidad de conectar socialmente con celebrities, dueños de negocios y profesionales tecnológicos”. De esta forma, el usuario “artistblackbook” ya ha conseguido vender 35 veces su contacto con el actor Peter Dinklage (Tyrion Lannister en Juego de Tronos)… aunque tampoco puede decirse que esto le vaya a hacer rico, pues sólo cuesta 50 dólares USA. Exactamente lo mismo que cuesta entrar en contacto con Jennifer Lawrence, Johny Deep, Emma Watson o Scarlett Johansson, todos a través del mismo suertudo usuario.

introbiz

Un último dato: en la misma ‘cartera de contactos’ (y en la propia portada de la web) podemos encontrar también a Leonardo DiCaprio y Jonah Hill… los dos protagonistas de Lobo de Wall Street. ¿Casualidad o recochineo del señor Marlon Sánchez?

datosCynk

 

Imagen destacada | Fotograma de “Lobo de Wall Street”, de Paramount Pictures

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.