e-conomía

La crisis de Blackberry impacta en su plantilla

rim despidosBlackberry no está en su mejor momento. No cae en ventas, pero tampoco está consiguiendo beneficiarse del crecimiento del mercado móvil. Además, PlayBook tampoco despega. En su presentación trimestral de resultados, RIM ha anunciado despidos de personal y una previsión de futuro peor de lo esperado al comenzar el ejercicio.

“El año fiscal 2012 ha tenido un arranque complicado”, dijo el coCEO de RIM, Jim Balsillie frente a sus accionistas. “La ralentización del primer trimestre está teniendo continuidad en el segundo trimestre, y el retraso en la introducción de nuevos productos hasta la parte final de agosto está llevando a una perspectiva del segundo trimestre peor de lo esperado”.

Los retrasos en RIM son más graves de lo que podría parecer. La fortísima expansión del mercado de smartphones, tabletas y aplicaciones se está olvidando de Blackberry y del resto del catálogo de la compañía. Android y sus fabricantes, iOS e incluso Microsoft y Nokia están sacando mejor rendimiento a esta explosión de ventas, mientras que RIM ve cómo pierde posiciones en un mercado en el que partía como líder.

Ventas de Playbook y Blacberry

Muy lejos de los resultados de su competencia, los teléfonos y tabletas RIM muestran números discretos. Hasta el momento se han distribuido 500.000 unidades de PlayBook, que se puso a la venta en Estados Unidos en abril y que tuvo un comienzo complicado debido a algunos modelos defectuosos. Mucho mejor le va a Blackberry a pesar de no ser capaz de aprovechar el tirón actual. Acumula 13,2 millones de unidades distribuidas en todo el mundo, no tan lejos de los 18,65 de iPhone que citó Apple en su último balance.

El punto más débil de la plataforma está en los desarrolladores. Un apoyo más que discreto que la compañía ha tratado de solventar permitiendo que las aplicaciones Android funcionen en teléfonos Blackberry. Además, RIM anunció en mayo la adaptación de su paquete de software empresarial a los sistemas operativos de la competencia, renunciando así a su software más exclusivo y diferenciador.

Durante la presentación de resultados RIM ha anunciado que realizará un “programa de optimización de costes”. La medida más importante será un ajuste de plantilla con un número de despidos que los directivos de la compañía no han hecho público.

El futuro tampoco es muy prometedor en la empresa canadiense. La confianza en los productos que comenzarán a llegar a las tiendas a partir de agosto es escasa, ya que la previsión de ventas para el periodo fiscal ha sido reducida. Los mercados han castigado a RIM con una fuerte caída de su valoración en bolsa.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.