La compra de tecnología extranjera por parte de Rusia

rusiaA la cabeza de la innovación tecnológica durante décadas de Guerra Fría, mientras se disputaba el liderazgo con Estados Unidos, en los últimos tiempos Rusia no ha destacado precisamente en este campo. Sin embargo, desde hace unos años el Gobierno ha puesto en marcha un plan para atraer investigación, invirtiendo en compañías extranjeras.

Dado que tras la desintegración de la Unión Soviética se dejó de invertir como se había hecho antes en tecnología e investigación, Rusia tiene cierto terreno perdido en algunas áreas. Vladimir Putin, Presidente de Rusia en la actualidad, tenía el mismo cargo cuando en el año 2007 se creó Rusnano (Russian Corporation of Nanotechnologies), orientada a traer innovación al país.

Se trata de una compañía estatal, ya que pese a tener un estatus como privada el 100% de las participaciones está en manos del gobierno. El CEO de Rusnano y presidente de ejecutivo del consejo de administración es Anatoly Chubais, quien condujo la privatización de las grandes empresas heredadas de la era soviética y que trabajó estrechamente con Boris Yeltsin y Putin.

El presupuesto inicial con el que el Estado dotó a Rusnano fue de 5.200 millones de dólares para el periodo de 2008 a 2015, según recoge Bloomberg. Su misión la desarrolla realizando inversiones en compañías extranjeras, de Estados Unidos, Europa, China o Israel. Aportando dinero, la compañía se asigna una serie de privilegios.

Las empresas que reciben capital de Rusnano deben transferir tecnología a Rusia y construir laboratorios en el país. Además tienen que preparar a los científicos rusos y a veces hasta ceder las patentes de algunos productos desarrollados.

Desde mediados del año 2010 Rusnano ha invertido 1.300 millones de dólares sólo en 18 proyectos de tecnología punta de Estados Unidos. En este otoño está previsto que dos compañías de biotecnología, BIND Biosciences y Selecta Biosciences, abran laboratorios ceerca de Moscú.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top