e-conomía

Cómo hemos cambiado…

smartphones
Escrito por Autor Invitado

¿Quién iba a pensar hace unos años que consultaríamos de media 5 dispositivos -ordenadores, smartphones, tabletas, Smart TV e incluso wearables- antes de realizar una compra, que utilizaríamos nuestro móvil como medio de pago o que acudiríamos a las redes sociales a buscar opiniones sobre un determinado artículo?

El 17 de mayo fue el Día Mundial de Internet, una onomástica que se celebró por primera vez en el año 2005, y que persigue acercar de la Sociedad de la Información a todos los ciudadanos. Desde entonces ha llovido mucho y poco queda de esa Internet primigenia, que algunos españoles conocimos. En estos últimos diez años, la accesibilidad a Internet ha crecido de manera desorbitada, lo que ha precipitado nuevos modelos de negocio y de consumo. La universalización de la tecnología móvil ha acelerado esta transformación que, a día de hoy, es todavía imparable.

¿Quién iba a pensar hace unos años que consultaríamos de media 5 dispositivos -ordenadores, smartphones, tabletas, Smart TV e incluso wearables– antes de realizar una compra, que utilizaríamos nuestro móvil como medio de pago o que acudiríamos a las redes sociales a buscar opiniones sobre un determinado artículo? El estudio ‘Connected Commerce 2015’ muestra éstos y otros cambios en el comportamiento del consumidor en tareas tan habituales como el proceso de compra. Hablamos de un nuevo perfil de usuario, hiperconectado, que busca fundamentalmente ahorrar tiempo y dinero y, al mismo tiempo, poder elegir entre muchas más formas de comprar.

No le sirve la tradicional tienda física o sí, siempre y cuando le ofrezca experiencias de compra personalizadas mediante la adopción de nuevas tecnologías en el establecimiento como monitorización vía GPS o Wi-Fi. De igual forma, en el mundo online, un 73% de los usuarios españoles manifiesta que inicia sesión en su cuenta cuando compra online y de éstos, un 13% dice hacerlo siempre. Y es que, independientemente de si está en el mundo virtual o en el real, el usuario busca experiencias de compra que respondan a sus intereses, gustos, necesidades y/o aficiones. Prueba de ello es que el 62% de los usuarios españoles afirma que compra en sitios de e-commerce que ofrecen experiencias personalizadas.

Además del móvil, las Redes Sociales también se posicionan como una importante palanca de cambio del proceso de compra. De hecho, de un tiempo a esta parte, se han convertido en un nuevo canal de ventas -un 28% de los consumidores de todo el mundo dice haber adquirido un artículo directamente a través de una plataforma de social media– y en un nuevo influencer a la hora de comprar tanto off como online. Facebook destaca por encima del resto de las plataformas sociales, ya que en prácticamente todas las geografías, es considerada como la red social más influyente en el proceso de compra. En España, un 58% de los usuarios apoya esta afirmación. Aunque otras plataformas sociales como Pinterest, Instagram y Twitter adquieren cada vez más peso.

Los consumidores tienen una visión de 360º de las marcas anytime anywhere y la omnicanalidad está completamente integrada en los hábitos ya no sólo de compra, sino de vida de los consumidores. Las marcas tienen que aprovechar cada uno de sus canales disponibles haciendo una comunicación adaptada y coherente, dando a los usuarios lo que necesitan en cada momento.

jaime-alvear1El autor de este artículo es Jaime Alvear, director general de DigitasLBi España y Ecommerce Lead for Western Europe.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado