e-conomía

Cómo conseguir que el usuario haga parte de nuestro plan de marketing

marketingSe nos llena la boca al hablar de marketing y de acciones virales, nos gusta recibir y enviar vídeos, presentaciones y enlaces que creemos que les gustará a nuestros contactos. Para conseguir los beneficios de todos esto, hay que saber seguir unos pasos concretos para que nuestra audiencia se acaben afiliando a nuestro plan de marketing y realicen parte de nuestro trabajo.

valor experiencia de cliente valverdeEste artículo es fruto de la colaboración entre Jaime Valverde (@mitus82) y ReadWriteWeb en español. Jaime Valverde es Responsable de Marketing en Sowre Consulting. Es un apasionado de las nuevas tecnologías y su aplicación al marketing y está especializado en la orientación al cliente y las estrategias para su retención y fidelización, que desarrolla en su blog, MarketingTakeAway.

Hemos visto campañas exitosas como My Starbucks Idea, el caso Dell con los desarrolladores o la gestión de comunidades que lleva a cabo Lego. He de reconocer algo, ¡Me encantan estas estrategias de Crowdosurcing! Básicamente se trata de pedir a los usuarios que creen para nosotros, que comuniquen, que sean nuestro departamento de I+D o cualquier otra iniciativa que se nos ocurra. Otro ejemplo claro es el de Pepsi con las latas personalizadas.

Beneficios claros para las empresas

1. Mejora el engagement: Crea compromiso con la marca, sentimiento de pertenencia, ya que parte de ella está creada por las personas.
2. Conocer al usuario de primera mano: Estamos permitiendo que ellos nos hagan mejorar, por lo que tenemos sus opiniones directamente, sin intermediarios.
3. Crea una comunicación más directa con las personas, hablando de tú a tú, de igual a igual
4. Consigue Word of mouth. Los propios usuarios que nos ayuden serán los que comuniquen con sus amigos, serán por tanto quienes hagan parte de nuestro plan de comunicación. Con el beneficio añadido de que la confianza que genera esta comunicación es mucho mayor que si la hiciéramos nosotros mismos.

Son beneficios claros, y además hace que nuestra imagen mejore. Demostramos que escuchamos a las personas y que entendemos que la marca es realmente suya, no nuestra, por lo que queremos que sea más suya todavía. Con marcas que tengan tono emocional será mucho más potente (caso de Lego) en todas las plataformas, por ejemplo, las redes sociales.

Normas básicas a seguir

Ahora bien, ¿Cómo conseguimos crear este tipo de estrategias? ¿Qué tenemos que hacer para que los usuarios hagan parte del trabajo por nosotros?

1. Reconocer el valor de los usuarios y la importancia que tienen para nosotros. La marca no es lo que decimos que es, es lo que las personas piensan de ella. Si no somos conscientes de esto, no triunfará ninguna estrategia de crowdsourcing.
2. Pedirles ayuda sinceramente, demostrarles que les necesitamos y establecer las normas que se seguirán para la interacción.
3. Crear una plataforma abierta, que permita a los usuarios relacionarse con nosotros y entre ellos. Esta plataforma será la base de la comunidad que se cree más adelante.
4. Crear las condiciones necesarias para que los usuarios puedan enviar a otros aquello que estamos haciendo. Según Godin (Unleashingtheideavirus) no sólo es importante la idea y la estrategia, es clave que hayamos pensado en cómo permitiremos que los usuarios envíen lo que deseen a otros.
5. Agradecer a los usuarios la ayuda prestada
6. Permitir que se establezcan jerarquías, ¿Quién es el que más aporta? ¿Qué aportación es más valiosa o más querida por los miembros de la comunidad?
7. Recompensar la participación de alguna forma ¿Sólo al que mejor ideas aporte? ¿Algo para todos?

Tenemos que tener claro que cualquier acción en la que un usuario comunique nuestra marca por nosotros o en la que cree algo para nuestra marca está aportando un valor a nuestra empresa, y éste será mayor si lo comparte con sus contactos

¿Queremos perder la oportunidad? ¡Dejemos que sean parte de nuestra empresa y de nuestra estrategia!

Sobre el autor de este artículo

Jaime Valverde

Jaime Valverde es Strategist en Territorio Creativo. Es un apasionado de las nuevas tecnologías y su aplicación al marketing y está especializado en la orientación al cliente y las estrategias para su retención y fidelización, que desarrolla en su blog, MarketingTakeAway.