e-conomía Empresa

¿Cómo afecta Bitcoin XT al futuro de la criptomoneda?

btc_xt
Escrito por Marcos Merino

Un debate técnico sobre cómo afrontar la limitación del tamaño de los bloques del blockchain ha derivado en un ‘fork’ del protocolo de la popular criptodivisa.

Hace justo una semana, fuimos testigos del lanzamiento de una versión alternativa del protocolo de Bitcoin, un ‘fork’ o bifurcación en el desarrollo del código original de la criptodivisa. El resultado, Bitcoin XT, ha generado una enorme y enconada polémica en la comunidad bitcoin. La discrepancia gira en torno a un debate, en principio, secundario: acerca de la posibilidad de que el blockchain acepte bloques de un tamaño superior a 1 Mb, para superar lo que muchos consideran una limitación del diseño original que obstaculiza el crecimiento de la divisa.

Pero eso resulta imposible de implementar sin alterar el protocolo vigente (Bitcoin Core), y eso es lo que ha movido a Mike Hearn (uno de los desarrolladores originales de Bitcoin Core) y a Gavin Andresen a lanzar Bitcoin XT con el objetivo de que poder gestionar bloques de 8 Mb. Entienden que el cambio permitiría superar las limitaciones actuales en lo que respecta a la velocidad de confirmación de las transacciones (actualmente, superior a los 10 minutos), y que eso permitiría a Bitcoin ganar terreno como medio de pago.

Los ‘contras’ del cambio

El aspecto negativo es que el uso del nuevo protocolo requiere un aumento del ancho de banda mínimo (sobre todo de en lo que respecta a los ‘mineros’, para garantizar que no generan ‘bloques huérfanos’ no reconocidos). Algunos de sus críticos critican que estaríamos ante un mero parche temporal: si las transacciones por segundo siguen aumentando, eventualmente volverá a darse el problema de la tardanza en la confirmación de transacciones. Además, para garantizar la implantación del nuevo protocolo, se requiere de su aceptación por -al menos- el 75 % de los nodos de la red Bitcoin.

Por otra parte, los usuarios deben entender que no saldrán damnificados de este conflicto entre mineros y equipos de desarrolladores: todos los bitcoins de sus billeteras seguirán siendo válidos si en algún momento se impone el protocolo Bitcoin XT, puesto que el cambio en el protocolo sólo afectaría al tipo de ‘hoja’ (bloque) que usa el ‘libro de contabilidad’ de la divisa (el blockchain).

A corto plazo, sin embargo, Bitcoin XT ha tenido otro efecto negativo temporal: un descenso de más de 40$/BTC en sólo dos horas tras hacerse pública la noticia de que había sido minado el primer bloque bajo el nuevo protocolo.

Un debate ‘filosófico’, además de técnico

A las críticas de que impulsar (aún más) el crecimiento de Bitcoin lo convertiría en un sistema menos descentralizado, violando el concepto original desarrollado por Satoshi Nakamoto, Hearn recuerda que el propio Nakamoto defendía en 2010 que la moneda debía crecer incluso si eso hacía mutar la estructura de su red.

El Wall Street Journal señala un aspecto relevante del debate: “Para ser justos, la naturaleza abierta de Bitcoin permite que este debate tenga lugar en la plaza pública, mientras que si dependiera de una empresa privada probablemente estaría teniendo lugar a puerta cerrada. Aún así, Bitcoin es sólo código: lo que le dota de valor es su comunidad, y ésta podría perder su impulso si se parte en dos”.

Imagen | BTC Keychain

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.