e-conomía

Coca-Cola se convierte en accionista de Spotify

Escrito por Raquel C. Pico

La ronda de capital permite valorar a Spotify en 3.000 millones de dólares.

En la lista de extrañas asociaciones del mundo empresarial, un nuevo nombre acaba de incorporarse a la lista. Coca-Cola es la última firma en unirse a las inversiones TI: la firma se ha unido a la última ronda de financiación de Spotify, el servicio de música en streaming, aportando el 10% de los 100 millones de la ronda.

La empresa ha aportado, por tanto, únicamente 10 millones, tal y como han podido saber de una fuente cercana The New York Times.  Goldman Sachs ha sido el principal inversor en esta ronda, aportando la mitad del capital, y Fidelity Investments ha contribuido con el 15%. Los fondos restantes los han aportado los socios ya existentes en el accionariado de Spotify.

La relación entre Coca-Cola y Spotify no es algo nuevo, aunque sí lo sea a este nivel de inversión. Spotify se aliaba con Coca-Cola el pasado mes de abril, en un acuerdo de marketing que convertía a la firma de bebidas refrescantes en una de las primeras en poder acceder a las llamadas brand-apps. La compañía estaba entonces ensayando diferentes posibilidades en marketing, como el Play Button, que permitiría añadir banda sonora a los contenidos que los internautas visitan en la red.

La inyección de capital permitirá, posiblemente, que Spotify salga a más países. Según se puede contar en su site corporativo, Spotify está presente en 20 países de diverso tamaño, desde la minúscula Andorra hasta el gigante Estados Unidos, siendo Luxemburgo e Irlanda las últimas incorporaciones. La ronda de capital ha servido también para actualizar la valoración de Spotify: con esta inyección, su valor ha ascendido a 3.000 millones de dólares.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico