e-conomía

Este año se venderán más de cinco millones de Chromebooks

Chromebook Acer C720.

Google está de celebración. Y es que, tras años en que se ha dudado del futuro de los Chromebooks y tras recibir críticas más que duras por parte de su competencia, parece que los portátiles impulsados por el buscador empiezan a hacerse un hueco en el mercado.

Así, Gartner informa de que este año se venderán unos 5,2 millones de estos ordenadores, que corren bajo el sistema Chrome OS, alcanzando una cuota de mercado del 2%. Se trata de una cifra aún muy limitada, pero que supone un incremento del 79% respecto al pasado año, cuando se pusieron en el mercado 2,9 millones de ordenadores.

Pero lo mejor aún está por llegar. Estas cifras podrían incrementarse exponencialmente en los próximos años. De hecho, la misma firma de análisis espera que en 2017 se comercialicen en torno a 14,4 millones de Chromebooks, el triple de la actualidad, cosechando un ‘market share’ del 5%, un porcentaje muy similar al que ostentan actualmente los Mac de Apple.

Chromebooks, el brote verde en un mercado de PC en declive

Aún hay otro factor que hace más notable el éxito de los Chromebooks y es que su crecimiento se ha producido en contra de la tendencia general del mercado de PC, que lleva nueve trimestres consecutivos de caídas en los envíos. Si nos concentramos más específicamente en el segmento de ordenadores de bajo coste (en el que compiten los portátiles de Google), vemos como han pasado del éxito arrollador de los netbooks -que llegaron a obtener el 20% del mercado en 2009- a ser algo residual.

Chromebook

Google aumentaría sus ventas aún más si mejorara su red de distribución a nivel internacional. No en vano, cuando analizamos las ventas por regiones vemos como América del Norte concentra el 82% de las ventas de Chromebooks, con una penetración mínima en Europa. De hecho, en el caso de España, el buscador aún anunció el pasado junio la llegada de los Chromebooks a nuestro país.

Educación, el principal mercado de los Chromebooks

Ocho de cada diez Chromebooks vendidos este año será usado en el ámbito educativo, principalmente por niños en torno a los 12 años. Estos pequeños, que aún están aprendiendo las nociones básicas de la informática, se benefician de la simplicidad y la ligereza de estos PC mientras que las instituciones educativas hacen lo propio gracias al bajo coste de estos equipos.

Gartner, sin embargo, espera que los portátiles de Google consigan expandirse a otros campos más allá de la educación, especialmente al ámbito profesional. Pero, para que esto suceda, los fabricantes deberían mejorar algunas de las características de estos equipos,  incorporando un acceso a Internet más rápido y unidades de almacenamiento de mayor tamaño.

La esperada respuesta de Microsoft

Microsoft, el hegemónico líder de la industria de PC, ya se está preparando para responder a este auge de los Chromebooks. En ese sentido, los de Redmond se comprometieron el pasado mes a “redefinir la categoría de valor” de sus equipos para atacar con garantías el segmento de precio que ronda los 199 dólares, justo el que busca Google.

China prohíbe la instalación de Windows 8 en los ordenadores del Gobierno

De todos modos, matizan desde Gartner, los Chromebooks siguen siendo (y seguirán siendo) un producto de nicho, con unas funcionalidades muy específicas que lo alejan del gran consumo. Por ello, Microsoft no se debe preocupar por su liderazgo absoluto, pero sí reajustar su estrategia en los mercados verticales en que compiten frontalmente con Google, principalmente el educativo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.