e-conomía

La cara y la cruz verde de las empresas tech

Vertido de ordenadoresLos ordenadores podrían llegar a ser tan contaminantes como la industria de la aviación. Casi todas las personas del mundo tienen uno o varios ordenadores;  de sobremesa, portátiles, netbooks, ultrabooks.  Las consecuencias de la adquisición de ordenadores cada vez más actualizados; comprar la última edición del ordenador de sobremesa, portátil, notebook o ultrabook no solamente puede salir caro para los consumidores, sino también para el medio ambiente.

Antes de  salir  de la fábrica, unordenador de sobremesa tiene un peso medio de 24 kilos y requiere al menos 10 veces su peso en combustibles fósiles y productos químicos, según una investigación de UN University.  Esto supone 240 kg de combustibles fósiles, 22 kg de productos químicos, 1.500 litros de agua y un total de 1,8 toneladas de materiales. Los ordenadores gastan así más que en un automóvil o en un frigorífico, que solo requieren 1 o 2 veces su peso en combustibles fósiles.

Cada vez crecen más los vertederos tecnológicos; montones de ordenadores desactualizados que podrían ser reciclados o aprovechados por otras personas, creando basureros peligrosos para el medio ambiente que contribuyen al cambio climático. Los ordenadores cada vez tienen más actualizaciones y tienen un mayor impacto sobre el medio ambiente.

Sumado a esto, el impacto del internet se ha hecho notar por todo el mundo. Según la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU, los data centers ya suponen el 1,5 % de consumo de electricidad en el país. El auge de los centros de big data puede suponer un despilfarro innecesario de recursos naturales si no se gestiona de forma adecuada.

Uno de los papeles más importantes para lograr un cambio de mentalidad hacia la tecnología son los fabricantes de ordenadores y proveedores de servicios en internet.  Pero en el día del Medio Ambiente también se pueden recuperar noticias positivas; hay empresas tecnológicas que utilizan materiales que impactan el medio ambiente, pero muchas de ellas han comenzado a concienciarse utilizando materiales reciclados eco-friendly y buscando alternativas de energía para poder crear data centers eficaces.

Empresas que lo hacen bien

Una de las empresas que se ha sumado al cambio ha sido Apple. La empresa tiene una política ecológica que se extiende desde la manufacturación hasta el transporte y entrega del producto. Utiliza materiales reciclados para crear sus productos: aluminio, papel, biopolímeros y tinta vegetal.

Otro buen ejemplo es Microsoft, quien tiene una política ecológica en sus centros de datos: usando una técnica de ahorro de energía, consiguen reducir su huella de carbón.

En 2004 los fundadores de Google desarrollaron un plan ecológico para poder ayudar a combatir algunas de las graves problemas medioambientales del mundo. Desde entonces han estado apoyando varias creaciones innovadores incluyendo algunas de tecnología renovable. Google ha aportado más de 100 millones de dólares en becas e iniciativas medioambientales.

Éstos son solamente algunos ejemplos de empresas tech que se han sumado al cambio de conciencia empresas; antes de comprar un nuevo ordenador, piensa si verdaderamente lo necesitas. En el caso de tirar un viejo ordenador, procura reciclarlo.

Foto cc annnna_

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal