e-conomía Empresa

BlaBlaCar se defiende hoy ante la justicia española

blablacar-weshare
Escrito por Redacción TICbeat

La empresa debe acudir a una vista en un juzgado de Madrid para expresar su posición ante la demanda que Confebus presentó contra ella.

BlaBlaCar, la red social de origen francés que pone en contacto a usuarios para compartir trayectos en coche y que cuenta con unos dos millones de usuarios registrados en España, acudirá hoy a los juzgados. Lo hará ante el número dos de lo mercantil de Madrid, donde debe asistir a una vista por la demanda por competencia desleal que presentó contra ella Confebus, la patronal del transporte de viajeros por carretera.

Confebus solicitó al juez que suspendiera cautelarmente la actividad de BlaBlaCar en España, ya que considera que los conductores que realizan trayectos a través de ella están ejecutando una actividad profesional sin tener licencia para ello, y que algunos incluso la han convertido en una forma de ganarse la vida, pese al discurso oficial de la compañía. Además acusa a BlaBlaCar de cobrar una comisión por los desplazamientos que se acuerdan a través de su plataforma sin tener la licencia de empresa de transporte.

Como explicaba hace unos días en una entrevista con TICbeat Jaime Rodríguez de Santiago, director general de BlaBlaCar en España, el objetivo de la vista de hoy es que el juez entienda la posición de ambas partes. “Después, calculamos que en un par de semanas, tomará una decisión”, señalaba entonces.

La solicitud de su cierre cautelar es algo que al equipo español de BlaBlaCar, añadía después, le “cuesta entender”. “La verdad es que es un escenario que ni nos planteamos”, sentenciaba.

Detrás de la polémica sobre lo lícito y lo colaborativo o no de la actividad de BlaBlaCar subyace el fantasma de Uber y la controversia que ha generado entre usuarios, autoridades y taxistas de distintas ciudades del mundo, incluida Madrid. Mientras BlaBlaCar propone compartir los gastos de trayectos que se van a realizar de cualquier forma, aunque en Confebus les acusan de que ya hay conductores que emprenden viajes de forma específica para anunciarlos en la plataforma, Uber permite solicitar un conductor para un desplazamiento completo y pagarle por dicho servicio. Es decir, muy a grandes rasgos, los conductores en Uber ofrecen trayectos, mientras que en BlaBlaCar ofertan asientos libres en viajes que se van a realizar, se ocupen éstos o no. Aunque la startup de San Francisco acaba de arrancar en China UberCommute, una nueva herramienta más parecida al espíritu de BlaBlaCar, destinada únicamente a aprovechar viajes y compartir gastos, que piensa extender a otros países.

En cualquier caso, para algunos, entre ellos, Rodriguez de Santiago, BlaBlaCar y Uber no tienen nada que ver. “Somos propuestas radicalmente distintas”, zanjó. “En Italia y en Bélgica, con la polémica surgida en torno a Uber, la jurisprudencia ha puesto de manifiesto que la compartición de coche sí es algo legal. Nuestra actividad, además, propone una movilidad sostenible”, argumentó.

Parece que la actitud de BlaBlaCar es, por el momento y hasta novedad, de tranquilidad moderada. “El Ministerio de Fomento y la Dirección General de Transporte estuvieron analizando nuestra actividad y no tomaron ninguna acción al respecto”, comentaba en septiembre su director general en España.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.