e-conomía Empresa

¿Avanzan las negociaciones para lograr un Safe Harbor II?

europe-609118_1280
Escrito por Marcos Merino

La Comisión Europea intensificará sus contactos con la Administración Obama para tener listo un nuevo acuerdo en 3 meses.

La jornada del pasado 6 de octubre marcó el fin de 15 años de acuerdo entre Europa y Estados Unidos, y el comienzo de una nueva etapa de inseguridad jurídica en los negocios transatlánticos (así como de potencial fragmentación de la propia Red): el Tribunal Europeo de Justicia anulaba el acuerdo ‘Safe Harbor’, dejando a más de 4.400 empresas (Facebook entre ellas) buscando algún modo de transferir datos personales entre ambos continentes. Ahora sabemos, además, que el mismo procedimiento y los mismos argumentos que permitieron justificar esa sentencia de anulación permitiría hacer lo mismo con otros 11 acuerdos de transferencia de datos que la UE mantiene con otros países (como Canadá o Israel).

Según ha confirmado el Grupo de Trabajo del Artículo 29 (formado por entidades como nuestra AEPD y sus equivalentes europeos), contamos con herramientas alternativas que permiten mantener legalmente las transferencias de datos a terceros países. Pese a ello, la Comisión Europea considera prioritario establecer un marco renovado para las transferencias de datos personales a EEUU, al tratarse de la solución más completa para asegurar a largo plazo la privacidad de los datos personales transferidos, así como de la alternativa más barata para las PYMEs que quiera participar en el comercio transatlántico.

Las largas conversaciones para firmar un Safe Harbour II

Ya en 2013, la Comisión inició investigaciones con el gobierno de EEUU en torno a un nuevo acuerdo para la transferencia de datos transatlánticos en base a 13 recomendaciones. Tras ello, hubo avances notables en lo que respecta a desarrollar las propuestas de ambos interlocutores, especialmente en ámbitos como el cumplimiento de los principios de privacidad del Puerto Seguro por parte de la Comisión Federal de Comercio (EEUU) y del Departamento de Comercio (EEUU), o de mejoras en transparencia y en garantías de cara a los consumidores.

Ahora que el acuerdo que establecía el Safe Harbor ha sido declarado no válido por las instituciones judiciales europeas, la Comisión ha intensificado las conversaciones con el gobierno de EEUU para asegurar el cumplimiento de los requisitos legales formulados por el tribunal, un objetivo que el ejecutivo europeo pretende concluir en 3 meses.

Con este fin, en unos días Věra Jourová (comisaria europea de Justicia) se reunirá en Washington con la secretaria de Comercio de EEUU, Penny Pritzker. La representante comunitaria se encontrará ante un gobierno estadounidense para el que la sentencia europea ha resultado “decepcionante” y cuyo entorno ha deslizado críticas de ‘proteccionismo’ contra las instituciones de la UE.

Paralelamente, se están dando algunos pasos positivos en EEUU: la semana pasada, su Cámara de Representantes aprobó la Ley de reparación judicial, destinada a ampliar los derechos de privacidad de los ciudadanos de países aliados de EEUU.

Hasta el momento en que se firme el segundo acuerdo transatlántico, “las empresas deben confiar en las herramientas alternativas de transferencia de datos disponibles, una opción que lleva aparejadas responsabilidades para los exportadores de datos, bajo la supervisión de la autoridades reguladoras (…) la Comisión seguirá trabajando en estrecha colaboración con el Grupo de Trabajo del artículo 29 para garantizar la aplicación uniforme de la legislación de protección de datos en todo el territorio de la Unión Europea“.

Vía | Politico.eu / Comisión Europea (PDF)

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.