e-conomía

Así le han ‘timado’ a HP 8.800 millones de dólares

Logo de HP | Foto Flickr/ donjd2 cc
Escrito por Raquel C. Pico

HP denuncia un fraude contable en la compra de Autonomy.

Bomba en la presentación de resultados de HP del día de hoy y que ha lanzado a la compañía a una debacle en la bolsa de Nueva York: la compañía ha sido timada – por así decirlo – en la compra de Autonomy, una de sus últimas adquisiciones de relumbrón.

HP ha cerrado el año fiscal 2012 con una pérdida de 12.650 millones de dólares, que ha explicado vía cargo imprevisto por la compra de Autonomy. Este cargo ha supuesto a las cuentas de la compañía 8.800 millones de dólares, de los que más de 5.000 han estado relacionados, según ha indicado en un comunicado la firma, con problemas en las cuentas de la adquirida. Según HP, “algunos antiguos miembros del equipo de gestión de Autonomy emplearon irregularidades contables, tergiversaciones y faltas de divulgación para inflar las métricas financieras fundamentales de la compañía, antes de la adquisición de Autonomy por HP”.

La trama tiene ciertos visos de película de espías corporativos, a tenor de lo que ha comentado públicamente HP. La firma recibió el chivatazo de un antiguo empleado de Autonomy (bien situado: era uno de los miembros senior del equipo de liderazgo) cuando Mike Lynch, el CEO de esa empresa, abandonó la compañía. El empleado misterioso explicó a HP que se habían producido algunas prácticas cuestionables en la contabilidad de la firma.

Con esos datos, HP inició una investigación interna auditada por PricewaterhouseCoopers del histórico de resultados de Autonomy. Sus conclusiones demostrarían que han sido engañados (en su nota de prensa dejan claro que eso es lo que ellos creen ahora), ya que de infló el valor de la compañía con una declaración falsa de resultados financieros, tanto en ingresos, ratio de crecimiento y márgenes. Por ello, HP pensó que Autonomy valía más de lo que en realidad lo hacía. En su denuncia pública, HP no pone cara al ‘villano’ que la timó por una cantidad tan elevada, aunque deja claro que esto se produjo tras el esfuerzo de algunos antiguos empleados para engañar a potenciales inversores y compradores.

Todos los datos están ya en manos de los reguladores de mercado británicos y estadounidenses y serán el corazón de una demanda por parte de HP.

El antiguo CEO de Autonomy (sobre el que la lógica haría que cayesen las acusaciones de culpabilidad) ya ha negado los hechos. “Los anteriores gestores de Autonomy se han quedado impactados con la declaración de hoy y rechazan rotundamente estas acusaciones, que son falsas“, ha indicado como recoge BusinessInsider.

Foto cc  donjd2

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico