e-conomía

Apple sigue en racha de resultados… ¿pero no tanto?

Escrito por Daniel de Blas

Los últimos resultados de Apple dejan la sensación de que el ascenso espectacular de la firma empieza a dar signos de estabilización: le va bien pero ya no vive el rápido ascenso de años atrás.

Apple ha anunciado los resultados financieros del tercer trimestre de su año fiscal 2013, cerrado el 29 de junio de 2013, con un nuevo récord de ventas de iPhone.  Sin embargo, la sensación que dejan las cifras es que el ascenso espectacular de la compañía empieza a dar signos de estabilización, es decir, a Apple le va bien pero ya no vive el rápido ascenso de años atrás. Así, si en el mismo trimestre del año pasado Apple vendía 17 millones de iPads, en este trimestre han sido 14,6 millones de unidades. Del mismo modo, las ventas de ordenadores han bajado de los 4 millones del mismo periodo de 2012 a los 3,75 millones de este trimestre, aunque Apple argumenta que es un descenso muy pequeño frente al 11 por cien que ha descendido la industria de PC en general.

El iPhone sigue siendo la alegría de Apple

La nota más positiva sigue siendo el iPhone, del que se han vendido 31,2 millones de unidades, lo que supone el récord en un trimestre de junio, frente a los 26 millones del mismo trimestre del año anterior. Apple dice que el iPhone 5 sigue siendo su modelo más popular, pero también dicen estar muy contentos con las ventas de iPhone 4 e iPhone 4S que, aunque tienen menos margen de beneficios, están sirviendo como productos de entrada para nuevos usuarios, algo muy importante para Apple ya que tiene una muy buena capacidad para retenerlos después.

Ventas planas… bajan los beneficios

En cifras globales, las ventas de este trimestre son prácticamente las mismas que las del mismo trimestre del año anterior y los beneficios han descendido de manera significativa. La compañía ha logrado unas ventas trimestrales de 35.300 millones de dólares y un beneficio neto trimestral de 6.900 millones de dólares, equivalente a 7,47 dólares por acción. Estos resultados se comparan con las ventas de 35.000 millones de dólares y el beneficio neto de 8.800 millones de dólares o 9,32 dólares por acción, obtenidos el mismo trimestre del año anterior.

Pequeñas victorias y buenos augurios

Otras notas de interés de los resultados de Apple son los buenos acuerdos que está alcanzando con organismos y entidades como el distrito educativo de Los Ángeles para proporcionar iPads a 640.000 estudiantes. Otra alegría para Apple ha sido el buen recibimiento de su última renovación de ordenadores ultraportátiles, MacBook Air, que el fabricante ha calificado como la más exitosa de la historia de este producto (sin duda ha tenido mucho que ver el que las configuraciones base de este producto tengan, según los expertos, por fin una excelente relación precio-prestaciones). Por otro lado, Apple se muestra confiada en que la llegada de su nueva versión del sistema operativo OS X Mavericks, junto con los nuevos MacPro y el resto de renovaciones de hardware que se esperan para otoño volverán a poner a sus ordenadores en la senda del crecimiento.

Los contenidos ganan importancia

Curiosamente, uno de los negocios que está también dando muchas alegrías a Apple es el de las tiendas de apps y contenidos (es decir las películas, series de TV y música que se compran o alquilan en iTunes, los libros de la iBookstore o las apps para iPad y los programas de su Mac App Store). Todo ello ya le genera a Apple 4.000 millones de dólares de ingresos al trimestre con un crecimiento anual de un 30 por cien y supone hasta un 11 por cien de sus ingresos. Resulta curioso que el ecosistema que Apple ha creado para sus dispositivos sea ahora uno de los negocios que puede darle más alegrías.

Apple crece más despacio… pero todavía tiene mucho potencial

En conclusión, puede decirse que, con todo lo que suele esperarse de Apple, los resultados de este trimestre no son para estar entusiasmados y reflejan como la compañía sigue muy enfocada en la evolución de sus productos pero con pocas sorpresas y riesgos. Sin embargo, también hay elementos que demuestran que algunas de sus líneas de producto, como los portátiles MacBook Pro Retina o incluso los ultradelgados iMac, no han demostrado todavía su potencial ya que los precios de partida son muy elevados con respecto a la competencia.

Este es el caso del MacBook Air, que ha sido tradicionalmente un ordenador muy caro, pero que ha ido bajando de precio y mejorando sus prestaciones base hasta convertirse en un producto muy interesante. Algo similar le sucede al iPhone 5 que, siendo uno de los smartphones más deseados, es todavía un producto de gama muy alta, de ahí que casi la mitad de iPhones que se venden sean de las generaciones anteriores que Apple ofrece como productos de entrada. Todo ello, sin tener en cuenta los nuevos productos o sorpresas que Apple puede tener preparados para los próximos años y que podrían volver a poner en órbita de nuevo sus ventas, como ya hizo con el iPad. Como dijo una vez Gilbert Amelio, exCEO de la compañía en los años 90 y que fue rápidamente destituido en favor de Steve Jobs: “Esto es Apple, hay que esperar lo inesperado”.

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).