Apple y las condiciones de las fábricas en China

appleLa investigación que ha puesto en marcha Apple para evaluar las condiciones de trabajo en las fábricas chinas donde se construye el iPad y el iPhone, aunque está sustentada por la iniciativa del ‘iPhone 5 ético’, venía siendo inevitable desde hace tiempo. Los escándalos por suicidios y otros indicios que apuntan a la explotación laboral se vienen produciendo desde hace tiempo.

En apenas cinco días han surgido protestas en las propias tiendas de Apple, impulsadas por la iniciativa del ‘iPhone 5 ético’, y la compañía ha puesto en marcha una investigación para descubrir si existen abusos en las condiciones de trabajo en sus fábricas de China.

La Fair Labor Association (FLA) ha sido la encargada de examinar la situación de estas plantas enormes gestionadas por compañías igualmente gigantes que fabrican productos electrónicos, no sólo para Apple sino para buena parte de la industria. En el caso de Foxconn, uno de los nombres que más ha sonado por los suicidios que ocurrieron en 2010, también surte a Dell, HP o Nokia.

El CEO de Apple Tim Cook ha destacado el papel de la FLA: “Las inspecciones ahora en curso no tienen precedentes en la industria electrónica, tanto por su escala como por su alcance, y apreciamos que la FLA haya acordado tomar la medida inusual de identificar las fábricas en sus informes.”

Una de las cosas que va a hacer la asociación es entrevistar a miles de empleados sobre las condiciones en las que desarrollan su labor y sobre cómo viven. Su salud, seguridad, el salario y las horas de trabajo serán otros de los puntos que se están estudiando, así como la relación con sus jefes.

Investigando las fábricas de Apple

En una primera toma de contacto, el presidente de la FLA, Auret van Heerden, dio una visión positiva de las condiciones existentes en las plantas que visitaron, donde se construye el iPad: “Las instalaciones son de primera clase, las condiciones físicas están muy por encima de lo que es la media en la norma.”

A falta de un informe que confirme esta afirmación y refleje detalladamente la situación en las fábricas, van Heerden ha señalado: “Hemos visto que ellos [los trabajadores] frecuentemente necesitan alguna clase de apoyo emocional y no pueden obtenerlo”. El examinador concluye diciendo que en las instalaciones no se dan cuenta de esta necesidad.

Van Heerden también se ha referido a la situación personal de los empleados: “Hay mucha gente joven que viene de áreas rurales, lejos de sus familias por primera vez. Llegan de un estilo de vida rural a uno industrial, frecuentemente uno bastante intenso, y esto es un shock para esos jóvenes trabajadores.”

Desde algunos sitios, como BusinessInsider, se ha acusado al presidente de la FLA de tratar a la ligera el tema por éstas y otras declaraciones que podrían sugerir que los suicidios se deben al “aburrimiento”. En cualquier caso, van Heerden ha apuntado que su organización tiene noticias de suicidios en fábricas chinas desde los años 90.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top