e-conomía Empresa

Apple, condenada a pagar 234 millones de dólares por infringir patentes

apple

Ya hay sentencia en el caso de la Universidad de Wisconsin contra Apple por el uso ilegal de una de sus patentes en los chips A7, A8 y A8X: 234 millones de dólares en indemnización.

Ya hay sentencia en el caso de la Universidad de Wisconsin contra Apple por el uso ilegal de una de sus patentes en los chips A7, A8 y A8X que incorporan tanto el iPhone 5s, el iPhone 6, el iPhone 6 Plus y varios modelos de iPad.

Como ya comentamos la pasada semana, el jurado declaró culpable a la empresa de Tim Cook de violar esta licencia y lo único que faltaba por conocer era la pena económica que se le imponía a la compañía, que finalmente ascenderá a 234 millones de dólares.

Se trata de una cantidad muy inferior a los 860 millones de dólares que pedía la institución académica en un inicio, con lo que Apple ha salido bastante bien parada en la valoración de los daños causados. De todos modos, el montante es muy superior al que pagó Intel por esta misma patente (110 millones de dólares), aunque en este caso fue fruto de un acuerdo extrajudicial, una estrategia que no se contempla en Cupertino.

La demanda, presentada el pasado año, señala que Apple habría usado una tecnología para su procesador registrada por los científicos de esta universidad. La patente sobre la cual gira toda esta batalla es la número 5.781.752 del registro norteamericano, que hace referencia a un “circuito para la gestión de datos basados en tablas para ordenadores con procesamiento en paralelo”. Dicha tecnología fue registrada por cuatro investigadores de esta universidad hace ya casi una década, en 1998.

Chip-A7-Apple

El jurado entendió en su fallo (en el que aceptaba por unanimidad y al completo las seis reclamaciones del demandante) de la pasada semana que Apple tenía conocimiento sobrado de esta patente, ya que la llegaban a citar en algunas solicitudes que la compañía de la manzana había realizado anteriormente.

Asimismo, la Universidad de Wisconsin alegó que la política de Apple de no aceptar la concesión de licencias externas obligaba, en caso de infringir (como ha sido el caso) las patentes de terceros, a acudir a la vía judicial para exigir la compensación de los daños.

Apple recurrirá la sentencia

Apple ya ha anunciado que recurrirá esta sentencia, según Reuters, en un esfuerzo más por tratar de rebajar la cantidad económica a abonar que por tratar de demostrar su inocencia, ya que los precedentes de este primer juicio y del caso de Intel no ayudan en nada a esa línea de defensa.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.