e-conomía

El apagón de Kodak ha empezado ya

Kodak ha empezado a desprenderse de sus activos en la carrera para aflojar sus cargas y reinventarse como una empresa en los tiempos de la fotografía digital… siendo una compañía con un pasado altamente analógico. Para gran sorpresa de usuarios, mercados y analistas, Kodak anunciaba hace menos de un mes que cesaba en la fabricación de dispositivos y cámaras digitales para centrarse en el mundo de la impresión de fotografías y de los servicios, a pesar de que su nombre está asociado directamente a la invención de la fotografía digital.

La firma – en concurso de acreedores en Estados Unidos – ha iniciado un proceso para desprenderse de patentes (con las que espera alcanzar miles de millones de dólares en ventas) y de sus activos no ligados a las líneas de negocio que quiere mantener. El apagón del área de dispositivos se realizará durante el primer semestre de este año (con lo que en el verano Kodak tendría que ser ya una empresa nueva) y la compañía ha arrancado ya el proceso de apagado.

Kodak ha anunciado el primero de los movimientos de reinvención, con la venta a Shutterfly, de algunos de sus servicios de fotografía online. Las cuentas y los activos de Kodak Gallery serán transferidas, en Estados Unidos y Canadá, a esta compañía, que ha pagado por ellos 23.8 millones de dólares.

Kodak Gallery es una propiedad única, con más de 75 millones de usuarios y con capacidad para atraer a nuevos miembros gracias a sus productos innovadores como sus aplicaciones líderes en su categoría”, explica en un comunicado a los medios
Pradeep Jotwani, presidente de negocios de consumo y chief marketing officer.

La reinvención de Kodak tiene ya una fecha de arranque.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico