Amazon prueba con las consignas para entregar paquetes

Amazon prueba con una nueva solución para la entrega de paquetes que podría acabar con los problemas derivados de que no siempre el comprador está en casa cuando llega un envío. La compañía está probando en varias ciudades estadounidenses un servicio de consignas, instaladas en establecimientos con amplios horarios de apertura (como la cadena 7Eleven) y que permiten al comprador ir a recoger su producto en el momento en que lo desea.

El sistema de funcionamiento es sencillo. El comprador recibe, cuando su paquete va a ser entregado, un código. Con él podrá abrir la consigna que le corresponde y recoger su compra (que nunca podrá, eso sí, ser de grandes dimensiones). El número está operativo durante unos días, lo que da un margen a quién se ha hecho con el producto para recogerlo cuando mejor le venga. La firma lo ha estado probando durante el último año en Seattle, en el estado de Nueva York y cerca de Washington, añadiendo ahora San Francisco a la lista de lugares en los que están disponibles las taquillas, tal y como apunta The Wall Street Journal.

El gigante de la distribución también está testeando un sistema de entregas similar en Reino Unido, donde el comprador puede recoger en pequeños comercios sus productos.

Contenidos Relacionados

Top