e-conomía Empresa

Amazon despide a docenas de ingenieros de su unidad de hardware

Amazon podría preparar su propio servicio de ‘streaming’ musical

Amazon habría despedido a una docena de ingenieros responsables del desarrollo del Fire Phone, entre otros productos, por el mal rendimiento de este smartphone, según informa The Wall Street Journal.

Aunque el negocio de Amazon va viento en popa (en el último trimestre facturó en torno a 23.180 millones de dólares en este trimestre y ganó unos 92 millones de beneficios, rompiendo con una larga racha de períodos en pérdidas), hay algunas áreas de actividad que no están pasando por su mejor momento.

Y es que, mientras las ventas de productos y contenidos funcionan correctamente y Amazon Web Services sigue siendo el rey de los servicios ‘cloud’, la división de hardware (que incluye dispositivos como Kindle, Kindle Fire o el smartphone Fire Phone) está sufriendo la primera oleada de despidos desde su creación hace ya 11 años.

Bajo el nombre de Lab126 se esconde el equipo encargado de diseñar y producir los dispositivos de consumo de Amazon, todo ello envuelto en un secretismo mayúsculo. Precisamente por ese misterio que rodea a la unidad, no se sabe cuántos empleados concretos trabajan en dicha unidad ni tampoco el número exacto de los despidos, aunque el Wall Street Journal los cifra en “docenas”.

Asimismo, Amazon también habría dado orden de reducir el presupuesto o incluso llegar a cancelar algunos proyectos clave de esta unidad de hardware, que podrían incluir una tableta de gran formato que nunca verá ya la luz, según ese mismo diario.

El fracaso de Fire Phone, ¿posible causa?

El Lab126 fue el responsable de crear Kindle, una auténtica revolución en la forma en que la gente accedía a sus libros digitales y que sigue siendo el gran referente del mercado en ese sentido. Sin embargo, Amazon no ha conseguido reeditar este éxito con su smartphone, el Fire Phone, que ha sido un completo fracaso tanto en ventas como en crítica.

Jeff Bezos (Amazon): “No necesitábamos lanzar un smartphone”

Este terminal, lanzado el pasado año, llegó al mercado con un precio de 200 dólares pero a los dos meses, Bezos y compañía ya decidieron reducir su precio a unos simbólicos 99 céntimos. Esta agresiva estrategia, que buscaba compensar el coste del aparato con el uso posterior que de él se hiciera, no funcionó. El hecho de depender de una vacía tienda de aplicaciones de Amazon en lugar de la Play Store de Android, así como su hardware en la media, no llamaron la atención del gran público.

Por si fuera poco, Amazon hizo unas previsiones de ventas absolutamente, que les llevó a mantener guardados durante un tiempo en su almacenes teléfonos por valor de 83 millones de dólares.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.