e-conomía

Amazon cede a la presión de la UE y pagará impuestos en todos los países donde opera

El presidente de Google dice que su principal rival en búsquedas es Amazon

En medio de la investigación de la UE sobre Amazon y sus tratos fiscales con Luxemburgo, la empresa empezará a pagar impuestos locales en los países donde opera.

El gigante de las compras por Internet Amazon ha cedido a las presiones de los organismos reguladores del Viejo Continente y comenzará a pagar impuestos en los países de la Unión Europea en donde genere su actividad, en lugar de redirigir sus beneficios a Luxemburgo, país en el que se beneficia de un trato fiscal muy favorable.

Esta medida, tomada por Amazon de forma individual adelantándose a una posible resolución europea, entrará en vigor el 1 de mayo. En esa fecha, la multinacional comenzará a presentar declaraciones de impuestos en el Reino Unido, Alemania, Italia y España.

Desde Amazon afirman que este cambio en su política tributaria no responde a las presiones comunitarias sino que es un movimiento que llevan planeando desde hace dos años. Lo que está claro es que este proceso supondrá menores márgenes de beneficio para Amazon, que perderá las ventajas fiscales de las que se beneficiaba hasta ahora en Luxemburgo.

Amazon se adelanta a las posibles sanciones de la UE

La empresa de Jeff Bezos se adelanta así a una posible multa por parte de la Unión Europea, organismo que hace menos de un mes ha retrasado su decisión sobre las posibles irregularidades de Amazon y otras empresas. En ese sentido, la UE está investigando posibles irregularidades en los acuerdos fiscales alcanzados por cuatro multinacionales en distintos países del Viejo Continente entre 2010 y 2013 para beneficiarse de importantes  reducciones fiscales “a dedo” que la UE interpreta como una ayuda oficial a estas empresas, lo que les daría una importante ventaja competitiva frente a las demás.

Los de Amazon, los empleados más atractivos de las tecnológicas

En concreto, las empresas investigadas son Apple (Irlanda), Amazon y FIAT Finance (Luxemburgo) y Starbucks (Holanda).  Aun así, el caso podría ser de dimensiones mucho mayores, ya que la UE también ha pedido información a Chipre, Malta, Reino Unido y Bélgica sobre este mismo tema.

Queda por ver si el paso de Amazon convence al resto de compañías implicadas en la investigación de la Unión Europea a cambiar sus políticas fiscales de cara a ser más justas con los países en los que genera sus ingresos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.