7 plataformas de aprendizaje online de moda

eLearning

Es inevitable admitir que la manera de formarse profesional y personalmente ha evolucionado hacia un modelo de aprender lo que quieras, cuando quieras y donde quieras. Primero porque el infinito intercambio de conocimientos que permite la Red así lo posibilita, y segundo porque las necesidades del mercado laboral son otras: ya no valen los perfiles profesionales de antes. La tecnología en sí permite muchas mejoras, pero Internet es el medio y por eso estas plataformas permiten unos ecosistemas de formación más adecuados al siglo XXI.

Udemy

Probablemente, el gran paradigma de la democratización de la enseñanza. La startup con sede en Silicon Valley es uno de los mejores ejemplos de formación a la carta. Funciona como un marketplace de cursos online de todo tipo y cualquier especialidad para mejorar la vida profesional y personal. Cualquiera puede aprender o enseñar colgando su curso. Las cifras confirman que es la mayor plataforma de cursos a la carta del mundo: más de 6.000 cursos aptos para todos los bolsillos, 400.000 usuarios registrados y 500.000 visitas cada mes traducidos en una reciente inversión de 12 millones de dólares.

Lynda.com

Son 18 años los que lleva funcionando esta plataforma, pero últimamente es cuando está disfrutando de más eco mediático tras levantar más de 100 millones de dólares en una inversión. Ofrece habilidades de software, tecnología, creación web, diseño…a más de dos millones de personas en todo el mundo. Tiene una biblioteca de más de 87.000 videos hechos por cerca de 250 reconocidos expertos en cada área, por lo que no es tanto un marketplace ya que no todos pueden ser profesores. Hay contenidos en alemán, francés y español, pero en pequeñas dosis.

Floqq

La alternativa en el mercado español de cursos online a medida. Cursos sobre habilidades específicas que demanda el mercado laboral innovador de nuestros días, desde cómo manejar perfectamente Excel a desarrollar una web sin programar, pasando por hacer un app móvil. Es también un marketplace como Udemy donde cualquiera puede aprender lo que quiera y cualquiera puede enseñar. Hay dos modalidades de curso: videocursos y en streaming en directo con una herramienta integrada dentro de la plataforma. Floqq nació en España y ya está presente en cinco países de Latinoamérica.

Coursera

Forma parte de la revolución universitaria de los Massive Open Online Courses (MOOC), es decir, cursos masivos online gratuitos. Son cursos que llevan el sello de las universidades más prestigiosas del mundo, aunque no son oficiales. Cuentan con métodos de evaluación atractivos y originales, así como la participación activa de los alumnos. Son cerca de 1,2 millones de estudiantes los que tiene Coursera, con 121 cursos y 62 universidades asociadas de todo el mundo. Desde Febrero ya hay cursos en español.

Khan Academy

Otro MOOC, este fue de los primeros (2006) ya que Coursera es de 2011. Promocionando la educación para cualquier persona y en cualquier lugar, no tiene ánimo de lucro y ofrece tutoriales en video especialmente en áreas de matemáticas, ciencia, economía e historia. Khan Academy tiene cerca de 4.000 conferencias en formato video en la Red.

Codecademy

Fundado en 2011, se trata de una plataforma orientada a aprender a programar de forma sencilla. Programar siempre ha parecido algo muy complicado, pero realmente no es así, es como aprender a leer en otro idioma y es el lenguaje de toda la tecnología que nos rodea. Son cursos gratuitos, fáciles, muy didácticos y en diferentes niveles para aprender a programar en Phyton, Javascript o Ruby, así como HTML y CSS.

edX

Es el MOOC creado por la Universidad de Harvard y el MIT. El Massachuttets Institute of Technology ya fue en el 2001 la primera universidad del mundo en colgar materiales online. Se trata de cursos de nivel universitario disponibles de forma totalmente gratuita. No son solo cursos de alta calidad, sino que además se imparten de forma muy didáctica con diferentes materiales que pueden ser consultados por cualquier persona del mundo, sin que sea preciso estar matriculado en el MIT para ampliar formación.

Daniel García, autor de este artículo, es director de Comunicaciones de Floqq

Contenidos Relacionados

Top