40 heridos y un día sin producción en Foxconn por los disturbios

Aunque Foxconn aseguró, tras protagonizar una oleada de suicidios que puso en la picota no sólo a la firma sino también a las grandes marcas para las que fabrica, que las condiciones de sus trabajadores habían mejorado, la compañía china continúa protagonizando titulares altamente negativos. La última noticia que llegaba ayer desde sus factorías son los disturbios en una de sus plantas de producción, sobre los que hace unas horas había pocos detalles oficiales y poca información más allá de las redes sociales. En el día después, la firma ha ofrecido una explicación y se han conseguido más detalles sobre qué sucedió en una de las factorías de la polémica compañía asiática. En total, 2.000 trabajadores se han visto implicados en la refriega, con la presencia de 5.000 policías chinos. En un primer momento, se dieron cifras de fallecidos en la refriega aunque las últimas noticias llegadas desde China desmienten ese dato y confirman únicamente 40 heridos. Los disturbios comenzaron, según explica un portavoz de Foxconn y recoge The Washington Post, por diferencias entre los trabajadores. El problema fue por tanto - según la compañía - una cuestión personal no relacionada con el trabajo, aunque, como recuerda Bloomberg, las factorías de Foxconn son una olla a presión por el elevado número de trabajadores llegados de diferentes partes de China que tienen que convivir y trabajar en la misma zona. Sólo en la factoría afectada hay 79.000 empleados. A esto se suman las condiciones de trabajo denunciadas de forma reiterada por la China Labor Watch: salarios muy bajos, excesiva presión en el puesto de trabajo, condiciones de vida duras y largas jornadas laborales. Los disturbios se prolongaron durante cuatro horas, aunque cuando se consiguió retomar el control de la fábrica Foxconn decidió cerrar durante una jornada completa el lugar y parar la producción para que se tranquilizasen los ánimos de la plantilla. Terry Gou, el presidente de la firma, indicaba a Bloomberg que darían tiempo a los empleados para "tranquilizarse". No sólo la fábrica se vio salpicada por los disturbios: una tienda local se vio dañada, tiraron las puertas de la fábrica y aplastaron los coches de la policía china que acudió al lugar.

iPhone 5

Foxconn es una de las subcontratas de Apple que participa en el ensamblaje y producción de sus diferentes productos, por lo que los incidentes en sus plantas pueden afectar a su producto estrella, el iPhone 5. El smartphone llegó a nueve países el pasado viernes, con un elevado éxito de ventas, y llegará este viernes a varios países más, entre ellos España. ¿Afectará el parón de la producción al suministro de Apple? Desde Foxconn han dejado claro que no. La fábrica afectada produce componentes para electrónica de consumo y componentes de precisión, según explica un portavoz a Bloomberg. "Si perdemos un solo día, no pensamos que vaya a tener un impacto significativo en los productos finales y con horas extraordinarias podremos cubrir cualquier déficit de producción", apunta al medio Louis Woo, portavoz de la firma. Aunque Foxconn no ha querido confirmar qué productos concretos se producen en la factoría afectada, según Bloomberg podrían ser para clientes como HP, Nintendo o Sony.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top