e-conomía

Un cuarto de siglo de Microsoft en España

María Garaña.
Escrito por Esther Macías

Microsoft celebra hoy sus 25 años en España. La compañía, que arrancó con 10 empleados en 1998, tiene en la actualidad 700 trabajadores. Más de 180.000 empleos en España, aseguran sus responsables, están asociados con su tecnología.

El tiempo pasa para todos; también para las compañías tecnológicas y hoy le ha llegado el turno a Microsoft, que celebra su 25 aniversario en España. La empresa abrió la filial en 1998 con 10 empleados que, por cierto, por entonces trabajaban con el emblemático sistema operativo MS-DOS, aquel de la pantalla en negro tan poco atractivo y cuyo código fuente acaba de liberar la corporación (sí, ya es una plataforma ‘de museo’), ya que ni siquiera se había lanzado al mercado la popular suite de ofimática Office.

Desde entonces muchas cosas han cambiado, también la propia Microsoft que ha visto cómo el escenario tecnológico dominado por el PC que había llegado a dominar por completo se desmorona ahora bajo sus pies con el auge de otros dispositivos más preparados para una era en la que la movilidad es la tendencia reina.

La empresa, no obstante, está luchando para alcanzar el éxito también en esta nueva era, como indicaba hoy Eric Boustouller, presidente de la compañía para Europa en el evento de celebración realizado en las oficinas de la compañía en Madrid con motivo del aniversario. El directivo, que recordaba que la compañía lleva 32 años en Europa (Reino Unido fue el primer país donde aterrizó la empresa de Bill Gates), afirmó que son cuatro las megatendencias que dominarán la próxima década: movilidad, el mundo social, cloud y big data. Cuatro grandes áreas en las que Microsoft está avanzando, según Boustouller. “Todo se está convirtiendo en móvil; pasamos el 80% de nuestros tiempo fuera de nuestro espacio de trabajo. Por otro lado, el auge de las plataformas sociales está cambiando la forma en la que trabajamos y nos comunicamos. Cloud abre nuevas posibilidades al dar acceso a la tecnología a empresas y usuarios de forma económica, además de traer consigo nuevas formas de computación. Y en cuanto a big data, la realidad es que los datos se han convertido en la nueva moneda. La clave está en obtener ventaja de ellos para aprender de nuestros clientes, ciudadanos, para diseñar mejores productos y modelos de negocio…”.

Eric Boustouller, presidente de Microsoft en Europa

El vicepresidente europeo aseveró que sobre estas tendencias, que “traen consigo nuevas oportunidades”, Microsoft está construyendo su estrategia actual: “Crear una familia de productos y servicios para individuos y empresas basada en la innovación”. “No somos un velocista pero tampoco un corredor de maratones”, añadió Boustouller, quien recalcó la transformación que se ha producido en los últimos años en la forma de consumir el software, el negocio clave de Microsoft: ahora se hace a través de dispositivos y servicios. De ahí que la compañía haya entrado en la fabricación de hardware propio como las tabletas Surface o esté en vías de cerrar la compra del negocio de móviles de Nokia, una operación a la que el directivo también se refirió por su carácter estratégico.

Un motor de la industria local

En el evento de celebración, en el que estuvo, como no podía ser de otra manera la presidenta de Microsoft Ibérica, María Garaña, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, se hizo hincapié en el papel que la compañía tiene para la economía del país.

En torno al ecosistema de Microsoft existen unos 181.000 empleos, aseguró Garaña, es decir, “el 65% del empleo del software y el 35% del empleo del total del sector tecnológico”. No hay que olvidar, añadió, que el 99% de las operaciones que realiza la compañía en España se hacen a través de partners. En la actualidad la empresa tiene más de 6.500 en nuestro país, y unos 180.000 en Europa.

Boustouller incidió también en el soporte de la compañía a startups a través del programa BizSpark, en el que en Europa participan 16.000 startups y en España 928.

Garaña, quien reconoció los “intensos” años que le ha tocado vivir desde que aceptó liderar la compañía hace cinco años, destacó el papel que la tecnología de la empresa tiene especialmente para cuatro áreas: “Educación, sanidad, empresas y turismo”.

Dentro de 25 años, vaticinó la responsable, “veremos cómo todo lo que sea susceptible de llevar un chip dentro lo tendrá”, como una continuación del auge de los wearables y del internet de las cosas en auge actualmente.

Finalmente Soria se refirió a la compañía como un “referente del desarrollo tecnológico que se ha producido en los últimos años” y afirmó que los cambios que ha realizado “en la dirección [en referencia al recientemente nombrado CEO, Satya Nadella] y la compañía y su apuesta por el mundo de los dispositivos hacen que siga siendo una referencia en productos y en innovación”. “Millones de españoles hemos aprendido a tratar con la tecnología gracias a Microsoft”, apuntó Soria para quien ésta es una empresa que “ha sabido pasar del disquete a la nube y del PC al teléfono inteligente”.

Imagen superior: María Garaña, presidenta de Microsoft Ibérica

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.