AppsDevs

Así quieren los fabricantes impulsar el ecosistema smart TV

La unión hace la fuerza o al menos eso es lo que han debido pensar los fabricantes de televisiones inteligentes, que acaban anunciar una alianza para impulsar el desarrollo de las televisiones inteligentes. En la Smart TV Alliance, fundada por LG Electronics y TP Vision, se han unido los fabricantes de televisiones japoneses. Por el momento no se sabe los nombres concretos de los otros fabricantes que se han sumado a esta iniciativa.

El objetivo final es, según explican en una nota de prensa, conseguir crear un “ecosistema no patentado” que permita crear servicios de plataforma que resulten atractivos para el desarrollo de aplicaciones para las televisiones inteligentes. Es decir, se trata de crear un entorno amigable para los desarrolladores.

“Hasta ahora la industria de la smart TV era un mercado complicado tanto para los fabricantes de televisores y desarrolladores de aplicaciones como para las diferentes marcas de televisores que usaban diversas plataformas y tecnologías”, explica en el comunicado el presidente de la alianza (que también es directivo de LG Electronics), Bong-seok Kwon. “Smart TV Alliance crea un amplio campo de juego que estimula a los desarrolladores a crear más y mejores aplicaciones para la televisión”, añade.

Desde la alianza se intentará crear unas especificaciones técnicas que permitan que una aplicación funcione en diferentes televisores de compañías diferentes. El primer SDK estará disponible para descarga en la web de la alianza, con el objetivo de que en 2013 ya existan en el mercado esas aplicaciones ‘compatibles’.

Las smart TV ofrecen el futuro del consumo televisivo. Están conectadas a la red, son – como su nombre indica- inteligentes y permiten hacer algo más que ver simplemente la televisión. El consumo de contenidos a la carta es uno de sus principales ventajas actuales, pero el abanico de productos que pueden ofrecer va mucho más allá de eso. Conectarse a las redes sociales o acceder al correo electrónico son un ejemplo, pero algunas televisiones inteligentes permiten ya acceder a aplicaciones para pedir comida a domicilio o similares. Contar con un ecosistema potente de aplicaciones puede marcar la diferencia (¿quién quiere hacerse con un producto más caro si no ofrece nada más que una televisión normal o que otros competidores, como las otras pantallas que ya hay casa?) entre el éxito o el fracaso del producto.

Foto cc Pop Culture Geek

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico