AppsDevs

Las aplicaciones ya son la principal puerta a Internet

Escrito por Manuela Astasio

Un estudio de IAB confirma que están presentes en el 73% de los accesos a la red, igualándose con los navegadores convencionales.

Ahora es el momento. El mercado de las aplicaciones ya está, por fin, maduro. Así lo confirman los datos del V Estudio Anual de Mobile Marketing de la asociación IAB Spain, presentado hoy en Madrid, que detecta, entre otras tendencias, que las aplicaciones ya constituyen, en un 73% de los casos, la puerta de acceso a la red.

Tal ascenso las iguala con los navegadores de toda la vida, que sirven de punto de entrada en un 72% de las ocasiones. Pero que nadie se llame a engaños: el consumo de aplicaciones no es universal, sino que se sitúa en dos campos muy concretos, el social y el de consumo de contenidos, según le cuenta a TICbeat Javier Clarke, director de Mobile & New Media de IAB Spain. De hecho, la primera aplicación en uso es Whatsapp, utilizada por un 70% de los encuestados.

“Las aplicaciones se destinan a usos recurrentes, que requieran facilidad y usabilidad. Si todos los días entro en la web de un periódico en la que se me abre un pop-up pensado para la versión web, estoy perdiendo mucho tiempo”, explica. La utilización de los navegadores, en cambio, es más puntual, explica, “semanal o más esporádica, y relacionada con temas de viajes, restaurantes, salud y compras”. Las consultas en navegador, cree Clarke, se relacionan con una sensación de “información más completa”.

Las apps ya son para toda la familia

Todo esto tiene que ver con el pronunciado incremento de la penetración de los smartphones entre la población española, que se sitúa ya en un 80% y abarca por igual, afirma Clarke, a todos los segmentos de edad, que, en el caso de los más avanzados, ya no requieren tanto entrenamiento como antes para manejar sus funcionalidades.

Ello, junto con el hecho de que, en palabras de este miembro de IAB, los proveedores de apps “han entendido que no solo vale con estar ahí y tener descargas, sino con ofrecer una experiencia de usuario completa”, ha generado un caldo de cultivo que hace que sea “realmente ahora cuando está por ver qué tiene que ofrecer el mercado de aplicaciones”.

La tabletas “no manchan”

En cuanto a las tabletas, que en el último año han multiplicado casi por dos su presencia entre los usuarios de nuestro país hasta situarse en un 43%, Clarke tiene motivos para creer que, a diferencia de lo que se preveía en un principio, estos dispositivos ya no son vistos como “smartphones grandes”, sino que le roban cada vez más tiempo a los PC, porque “se quedan en casa y rivalizan con ellos”.

Sin embargo, según los datos que maneja Clarke, las tablets no han canibalizado las ventas de ordenadores; conviven con ellos. Así como la diferencia principal entre el tipo de actividad de tableta y la de móvil es el uso de Whatsapp, que se realiza mayoritariamente desde smartphones, lo que limita a las tablets respecto a los ordenadores es la ausencia –todavía- de prestaciones profesionales como procesadores potentes o entradas USB.

Ésa es la razón de que la caída de ventas de PC en estos últimos cinco años, en los que la penetración de las tabletas ha evolucionado del 8% al 43% de la población española, haya sido muy leve, considera Clarke, que recuerda que, más allá de cualquier previsión, son los consumidores siempre los que tienen la palabra en cuanto a los usos y aplicaciones de los productos.

Para ilustrarlo, cita el ejemplo de los e-reader, un dispositivo que a muchos, bromea, les sonará “prehistórico”, pero sin embargo no deja de aumentar su penetración, a pesar de que sus funciones puedan ser ejecutadas por una tablet. El motivo, explica, es “la practicidad”, el mismo que ha llevado a muchos de los encuestados por IAB a llevarse la tableta a la cama por las noches en vez del periódico, puesto que ésta, señala Clarke, “no mancha”.

Foto cc: protoflux

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.