AppsDevs

Los ex-trabajadores de Nokia se reciclan con Mobile Brain Bank

ideaUna nueva red internacional recicla a los ex trabajadores de Nokia para animarles a comenzar sus propias empresas tecnológicas, evitando su huida a otros sectores tras la reducción de plantilla de la compañía. Su misión: evitar el escape de talento y encontrar soluciones para las pequeñas y medianas empresas, cuya falta de recursos y habilidades para poder competir en el sector de los móviles. En el Mobile Brain Bank se ofrecen los servicios de desarrolladores y expertos en la materia para formar parte del equipo y desarrollar aplicaciones móviles competitivas.

Petra Söderling

Petra Söderling, fundadora y CEO de Mobile Brain Bank

La compañía se lanzó en 2009 de forma dramática: tras los despidos masivos en Nokia, el temor de perder a un gran número de personas provocó la creación de una organización sin ánimo de lucro, expandiéndose rápidamente para incluir a otras personas no provenientes de la compañía de móviles. La motivación por crear este proyecto es sencilla.

“Primero, una razón muy egoísta. Había estado trabajando en Nokia durante casi una década y después de la recesión de 2008 vi que muchos de mis amigos y compañeros de trabajo habían sido despedidos. Decidí hacer algo, empezar a organizar eventos donde viejos amigos pudieran reunirse”, explica Petra Söderling, fundadora del Mobile Brain Bank. “La segunda razón fue más filantrópica, pensando cuántos recursos privados y públicos se han usado para educar a estos ingenieros y ahora porque una compañía estaba reduciendo la plantilla existía una verdadera amenaza de escape de cerebros de la industria móvil a otras industrias. Yo quería evitar eso y fundé el Mobile Brain Bank para conservar a todos los ‘cerebros móviles’ juntos”, apunta. El Mobile Brain Bank se instaló rápidamente en los lugares en los que Nokia había dejado ir trabajadores de I+D para poder evitar un éxodo masivo de expertos en tecnología móvil.

Reinventarse como emprendedor es algo que funciona para solamente algunas personas según Söderling: “Para los que tengan las características acertadas para convertirse en un emprendedor, esto es una buena forma. Comenzando una compañía, esa persona puede tener el control sobre su trabajo, creando algo de lo que estar orgulloso y controlando la situación financiera de su propia compañía. También pueden dar trabajo a otros. Pero ser un emprendedor no es para todos. Tienen que tener un montón de pasión, motivación y disciplina”, dice.

Tienen buena relación con Nokia. “Trabajé allí durante 12 años, ayudando a construir algunos de los nuevos productos innovadores, como los primeros móviles con cámara de fotos, Mp3, navegador GPS y mejoras en las capacidades de red”, apunta Söderling. “Muchas de las personas de la comunidad de Mobile Brain Bank se sienten igual. Nokia nos dio una oportunidad de hacer algo grande y nos dio experiencias y oportunidades que pocas personas pueden tener”, añade. Según la emprendedora, la empresa de móviles también ayudó a transformar su proyecto desde una organización sin ánimo de lucro a una compañía. Durante su primer año, Mobile Brain Bank consiguió formar 80 nuevas compañías dentro de su red. Desde 2011 operan bajo una nueva web, con el objetivo de lanzar el negocio de las compañías desarrolladoras que se han formado en su red interna, con listings de proyectos de desarrollo para que las nuevas compañías puedan buscar trabajo fácilmente.

Este ecosistema también funciona para las personas que tienen talento y buscan trabajo en su sector: “Ahora mismo tenemos cerca de 3.000 profesionales móviles en nuestra red. Se puede acceder a ellos de dos formas: si una persona está buscando reclutar a un desarrollador de móviles con talento, un ingeniero de software or informáticos, Mobile Brain Bank ofrece un servicio de reclutamiento para buscar el candidato perfecto de nuestro ‘talent pool’”, explica. Alternativamente si la compañía solo quiere pedir una aplicación móvil o solución móvil, están disponibles desarrolladores en el ‘Talent Pool’ para poder trabajar en proyectos específicos.

Desde sus comienzos como una idea para mantener juntos a la ‘familia’ de Nokia, este proyecto se ha convertido en una red internacional de desarrolladores, informáticos y programadores creativos, extendiéndose por todo el mundo para poder seguir innovando a pesar de los recortes.

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal