AppsDevs

La Alhambra, en realidad aumentada en tu smartphone

Escrito por Manuela Astasio

La aplicación española QASR pretende enriquecer los paseos por varios enclaves turísticos.

La empresa andaluza Digital Drimz trabaja en Qasr,una aplicación móvil que aplica la realidad aumentada y la tecnología GPS a una visita guiada por la Alhambra de Granada. De momento, lo que está disponible en el Play Store de Android es solo una demo, pero ya abarca enclaves como el Palacio de Carlos V, la Alcazaba, la Fachada de Comares y la Sala de los Abencerrajes.

La aplicación, explica José Valderas, que es parte del equipo de Digital Drimz, funciona una vez que el usuario se encuentra en el paraje, en este caso, la Alhambra. Cuando se selecciona el modo de realidad aumentada de la app y el teléfono apunta hacia alguno de los enclaves preconfigurados, la pantalla reconoce lo que vemos y muestra puntos de interés que aportan información como fechas o arquitectos. En el caso del modo GPS, sucede de igual forma, pero en un mapa que ubica al usuario y reconoce lo que tiene alrededor, ofreciendo información extra.

“Se trataba de no contar exactamente lo mismo que está viendo el turista, de no redundar, para complementar la información general”, indica Valderas. 

¿La evolución de las audioguías?

El equipo de Digital Drimz, conformado por cuatro profesionales con formación en tecnología y en historia, continúa trabajando en desarrollar esta app, que incluye otros apartados como nociones de historia, curiosidades y una guía. Valderas explica que también se plantean crear un juego y que quieren añadir otros extra como vídeos o imágenes en 3D, pero que ese es un trabajo muy laborioso que requeriría de más financiación.

Su objetivo es vender esta y otras apps – han desarrollado una versión premium de Qasr para el Alcázar de Jerez de la Frontera; Torreparedones, en Baena y la antigua ciudad romana de Baelo Claudia, en Cádiz- a ayuntamientos y patronatos, para que éstos las exploten como hoy sucede con esas audioguías tan habituales en los museos.

El alquiler de una audioguía, debido al coste de su terminal, suele girar entre los 6 y los 10 euros, pero el uso de una app como Qasr, comenta Valderas, no excedería un precio de 1,5 euros, que es el que ahora tiene, por ejemplo, la descarga de la de Baelo Claudia.

“Quisimos hacerlo en el Alcázar de Jerez”, recuerda Valderas, “y estuvimos hablando con el Ayuntamiento para explotarlo comercialmente, pero no lo vieron interesante”. “Tal y como están las cosas”, lamenta, “no nos hicieron mucho caso”.

Los creadores de Qasr trabajan también en una versión para el yacimiento maya de Chichen Itzá, en la mexicana península del Yucatán.

Foto cc: mat.teo

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.