Ciber Cultura

‘Youtubers’: ejemplos de cómo ganar dinero subiendo vídeos

smosh
Escrito por Marcos Merino

Veinteañeros con una cámara y un editor de vídeo que ganan millones de dólares gracias a sus canales de Youtube. ¿Quieres conocer la nueva profesión de moda?

Nada de vlogger: nadie se hace rico “subiendo vídeos”, se hace rico subiendo vídeos a Youtube, esa plataforma nacida en 2005 que se convirtió en la mayor plataforma de streaming de la historia y fue adquirida por Google. Por eso hablamos de youtuber, la nueva profesión digital de moda entre muchos jóvenes que ha evolucionado con gran rapidez desde el nivel hobby hasta el nivel “conozco a varios que viven sólo de sus vídeos”.

Algunos youtubers logran sus ingresos gracias a la opción de “Monetización” de Youtube, o a estrategias de branded content o marketing de afiliación. En otros casos no importa tanto lo que logran con sus vídeos, sino que éstos les sirvan como plataforma desde la que saltar a la TV, como lograron Isasaweis (“El mundo de Isasaweis” en Antena 3) o Loulogio, Bolli y Roc (“Fiesta Suprema”, La 2). En todo caso, Youtube ha demostrado que puede crear estrellas (también lanzar a la fama a Justin Bieber, algo malo tenía que tener) y nosotros vamos a repasar algunas de ellas:

PewDiePie

Bajo el alias de PewDiePie se esconde un sueco (nació en Gotemburgo) de 25 años que dejó la universidad en 2011 para centrarse en su carrera como comentarista de videojuegos variados (su especialidad son los vídeos ‘Let´s Play’). Fue, sin duda, una decisión rentable: a día de hoy, es el youtuber más rico del mundo, con un patrimonio cifrado en 7 millones de dólares… a lo que sin duda ayuda que sea también el más seguido del mundo desde hace un año, con 31,3 millones de suscriptores (superando así, incluso, al canal Youtube Spotlight). Actualmente reside en el Reino Unido junto a su novia italiana CutiePieMarzia (sí, ella también en youtuber y cuenta sus suscriptores por millones).

Smosh

‘Smosh’ son dos jóvenes estadounidenses de 26 años que han ganado 5,7 millones de euros haciendo vídeos humorísticos que consisten basados fundamentalmente en parodiar videojuegos y actividades ‘nerd’. Durante un tiempo, el suyo fue el canal con más suscriptores de Youtube, a día de hoy poseen 19 millones. Y también tienen otro canal en el que doblan al castellano sus vídeos.

JennaMarbles

Verano de 2010. Una chica de Massachussets se recupera de una resaca, pero tiene que estar presentable para un baile esa misma noche. Así que decide maquillarse… mientras lo graba en vídeo y sube el resultado a Youtube, titulado sin dar rodeos: “Cómo engañar a la gente haciéndoles creer que eres guapa”. A Jenna le sonrió la suerte: el vídeo se convirtió en viral y acumuló 5 millones de visitas en una semana. Luego, sólo tuvo que seguir produciendo vídeos y aprovechar la fama. De ahí a su apartamento en Santa Mónica y al primer puesto entre las youtubers femeninas en cuanto a seguidores y fortuna, sólo tuvo que esperar unos años. En el cómputo general, es la 4ª en suscriptores (14,1 millones) y la 6ª en fortuna (4,3 millones).

HolaSoyGerman

Germán Garmendia es un chileno de 24 años que hace un par de meses ganó el premio Icono Digital del Año en la gala de los MTV Millennial Awards organizada por MTV Latinoamérica. Sus monólogos de humor le han convertido, sin duda alguna, el youtuber hispanohablante más famoso, como demuestran sus 19,6 millones de suscriptores (sí, únicamente PewDiePie le adelanta). A día de hoy vive en Los Ángeles, intentando iniciar una carrera como actor.

elrubiusOMG

Rubén Doblas (24 años) aún no se acerca a las cifras de sus compañeros de listado, pero sus 6,8 millones de suscriptores y la media de 500 € al día que se embolsa con sus vídeos le convierten en el número 1 de los youtubers españoles. Combina contenidos para games con humor. Y parece que la combinación le funciona.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.