Entretenimiento

Venden un cuadro pintado por IA por 380.300 euros, ¿qué implica esto?

edmon belamy

La Inteligencia Artificial cada vez se utiliza en más ámbitos de la vida cotidiana. En el arte está creando nuevos caminos a seguir para el desarrollo de la creatividad, como se ha demostrado con este cuadro pintado por IA que ya se ha vendido por 380.300 euros.

Una de las casas de subastas más famosas del mundo como es Christie’s en Nueva York, ha subastado una pintura creada por Inteligencia Artificial y finalmente se ha vendido por más de 380.300 euros, cuando en un principio se esperaba que fuera vendida por unos 9.000 euros.

El cuadro llamado “Edmond de Belamy, de la Famille de Belamy” fue creado por un grupo llamado Obvious art con un tipo de algoritmo de IA que se conoce como Generative Adversarial Networks (GAN).

La persona que ha pagado esta cantidad es un comprador anónimo que ha hecho su oferta por teléfono, el cual ha pagado este precio que supera al coste más alto que la obra vendida de Andy Warhol la semana anterior por unos 66.000 euros.

El arte toma así un rumbo diferente con la Inteligencia Artificial. Es posible que eliminar al ser humano de esta nueva creatividad llevada a cabo por la IA también nos ayude a sobrepasar otras barreras creativas, pero más enfocadas a la creación de algoritmos y su codificación para futuras obras artísticas.

Pero en relación a esta obra podemos preguntarnos: ¿Quién debería llevarse el mérito? Podría ser el creador del algoritmo GAN (Ian Goodfellow et al), el empleado de Facebook que implementó el código GAN base y lo lanzó bajo esta licencia Soumith Chintala, o tal vez el estudiante de secundaria, Robbie Barrat, que modificó el código de Soumith y agregó una cláusula de no monetización el 5 de junio, o la compañía para usar el código de Robbie (código abierto) para generar el arte.

Y es que en la IA es más complicado determinar quién es ‘el creador’ de esa obra de arte. Pero tal vez la IA se convierta en una nueva oportunidad para los artistas para llegar a nuevos niveles, aunque sea en una acción colectiva que no deja a un único artista todo el mérito.

Esta evolución del arte que está impulsada por la IA puede evocar el concepto de mezclar a la máquina con el artista y obtener un resultado en el que el arte no tiene un artista, sino muchos artistas al mismo tiempo.

Por qué la Inteligencia Artificial será clave en la lucha contra el hambre

Las personas que crean estos algoritmos de IA para crear obras artísticas deben recibir algo a cambio de su trabajo, ya que si no serán reacios a abrir sus códigos para que lo utilicen otras personas, es decir, también hay que pensar de forma ética en las personas que trabajan en la ciencia de estos datos de IA que producen estas pinturas.

El futuro del arte toma ahora un nuevo rumbo con la Inteligencia Artificial, pero la creatividad y la pintura seguirán yendo de la mano aunque con nuevos horizontes por explorar gracias a la IA.

Vía | Forbes

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández