Entretenimiento

El único error que no debes cometer con un aguacate, según un reputado chef

El único error que no debes cometer con un aguacate, según un reputado chef

Si quieres aprovechar el potencial y el delicioso sabor de esta fruta tropical carnosa, blanda y repleta de beneficiosas propiedades para tu salud, presta atención a un valioso consejo. Este es el error que jamás debes cometer con un aguacate.

Los aguacates no solamente forman parte de recetas emblemáticas de la gastronomía mejicana como el guacamole o de platos japoneses como el sushi, sino que son un tipo de alimento maravilloso para tu organismo, con beneficios como su elevada presencia en potasio, fibra o ácidos grasos Omega-3 la mejora que aportan a tu sistema cardiovascular, su riqueza en antioxidantes o la prevención de enfermedades como el cáncer o la artritis. 100 gramos de la fruta tropical incluyen 15 gramos de grasas saludables, 2 de carbohidratos netos, 7 de fibra y 2 de proteína, junto con un aporte calórico de 160 calorías.

Cómo saber si un aguacate está listo y maduro para comer

Mientras que los especialistas recomiendan comer unos dos aguacates completos por semana para vivir más años, también es importante atender al grado de madurez de la fruta y sobre todo, no cometer un error garrafal a la hora de incluirlo en tus preparaciones gastronómicas.

Según el prestigioso chef latino Aarón Sánchez, propietario de Johnny Sánchez en Nueva Orleans, poner un aguacate en el horno se trata de un error garrafal. “La magia del aguacate es que se debe comer fresco”, afirma en declaraciones recogidas por la revista Reader´s Digest. Incluirlo por tanto en asados, preparaciones al horno o salteados se trata de un fallo, al menos para los más puristas de esta fruta tropical consumida por los pueblos de América Latina durante miles de años.

El error se debe a que cuanto más tiempo esté expuesto el calor, más rápidamente perderá la textura fresca y cremosa típica del aguacate. Debido a las altas temperaturas la pulpa de carnosa de esta fruta se volverá blanda, marrón e increíblemente poco atractiva, por lo que si quieres incluirlo en algún plato caliente como unos tacos, es preferible que lo hagas al final, sin necesidad de aplicar calor sobre él.

Si quieres cocinarlo de algún modo, Aarón Sánchez recomienda prepararlo en tempura con aceite muy caliente, de forma que el exterior estará crujiente y el interior, rico. En estos casos es preferible que esté ligeramente poco maduro.

Fuente | Reader´s Digest

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.