Ciber Cultura

Una noche en el museo… Tate de Londres

afterdarktwo
Escrito por Rafael Claudín

La galería estrena en estos días una novedad tecnológica: robots de telepresencia mostrando las maravillas del museo fuera de las horas de visita.

Precisamente en la semana en la que ha muerto Robin Williams, la galería Tate de Londres propone a sus visitantes virtuales pasar una noche en el museo. Es poco probable que las obras cobren vida y menos probable todavía que la iniciativa sea un homenaje al gran actor americano, a menos que tuvieran una bola de cristal cuando empezaron a desarrollar el proyecto.

Sea como fuera, desde el día de hoy hasta el próximo 17 de agosto, será posible visitar el museo a distancia, en un horario de 22:00 a 3:00 todos los días salvo el 15 de agosto, en que el horario de visitas virtuales será de 19:30 a 12:30. El proyecto se llama After Dark y, cuando oscurezca, podrás descubrirlo en la web del museo.

La Tate pone en circulación un total de cuatro robots de telepresencia. Sus paseos por el museo vacío se podrán en directo en streaming a través de la mencionada web. Lo mejor es que los usuarios podrán tomar el control de los robots durante breves periodos de tiempo, accediendo a comentarios de historiadores del arte si lo desean. Lo único que no podrán hacer es acercarse demasiado a las obras de arte: los robots se apagarán automáticamente si cruzas la línea que no debes.

Arte para el gran público

El equipo que está detrás del proyecto, The Workers, señalan que la intención no es sustituir las visitas físicas al museo, sino ofrecer una experiencia distintiva, mostrando las obras con una perspectiva diferente y con otra luz. En concreto, la que incorporan los robots, que irán iluminando el museo a su paso.

Como relata Engadget, The Workers han podido hacer realidad su sueño artístico gracias al premio IK, dirigido a proyectos innovadores que pusieran su granito de arena en el disfrute del arte para el gran público. No parece una mala idea abrir las puertas del museo a distancia; lo mismo pensaron los jueces del premio, que otorgaron a los tres componentes del grupo las 60.000 libras esterlinas del IK.

Volviendo a Robin Williams, quizá la serie Noche en el museo no sea la más adecuada para recordarle. Aunque bien pensado cualquier homenaje vale y visitar un gran museo británico a través de un robot de telepresencia es una forma muy molona de hacerlo. Te puedes hacer una idea de cómo será en el siguiente vídeo, en el que The Workers hablan sobre el proyecto y muestran el trabajo previo:

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.