Ciber Cultura

¿Ha trabajado un niño en producir tu flamante iPhone?

trabajo infantil iPhone Apple
Escrito por Óscar Condés

Una campaña de Amnisitía Internacional pretende hacer que los de Cupertino investiguen si hay trabajo infantil detrás de sus móviles, portátiles o tablets.

Todos sabemos que estos dispositivos que se han convertido en insustituibles para nosotros tienen baterías recargables que están hechos con un mineral llamado cobalto. Según esta organización defensora de los derechos humanos a nivel internacional, más de la mitad del cobalto que se utiliza en el mundo viene de la República Democrática del Congo (RDC), donde se extrae en condiciones que violan los derechos humanos.

Uno de los mayores procesadores de mineral del país es Congo Dongfang Mining, filial del gigante chino del comercio de minerales Zhejiang Huayou Cobalt Ltd. Más del 40% del cobalto que compra Huayou Cobalt procede de la RDC. Amnistía Internacional presentó recientemente una investigación que documentaba cómo Huayou Cobalt y su filial CDM procesan el cobalto antes de venderlo a tres fabricantes de componentes para baterías en China y Corea del Sur. Éstos lo venden a su vez a fabricantes de baterías que aseguran abastecer a empresas de tecnología y automóviles, entre ellas Apple, Microsoft, Samsung, Sony, Daimler y Volkswagen.

Mineros en condiciones infrahumanas

Los mineros, que son tanto adultos como niños y niñas, se juegan la vida para extraer cobalto en estas minas. Excavan en túneles de hasta 30 metros sin ninguna protección ni seguridad, y sin apenas aire para respirar. Según Amnisitía Internacional, al menos 80 mineros murieron el año pasado pero la cifra podría ser mucho mayor ya que muchos accidentes no se registran, y los cadáveres se dejan enterrados bajo las rocas.

Hasta 40.000 niños y niñas de entre 7 y 15 años trabajan en las minas de cobalto cobrando entre uno y dos dólares diarios por trabajar hasta 24 horas, llevando sacos de mineral que a veces llegan a superar su propio peso, según UNICEF. Además, este trabajo expone a los niños y niñas al abuso físico, la explotación sexual y la violencia. Las zonas habilitadas por el gobierno para los mineros artesanales son tan escasas que los niños intentan trabajar en las zonas controladas por las empresas mineras donde sufren abusos por parte de los guardias de seguridad.

El papel de Apple

Desde Amnistía Internacional dicen aprovechar la reciente presentación de los nuevos productos de Apple para lanzar una ciberacción en la que se recogen firmas con el fin de pedir a la compañía de la manzana que investigue su cadena de suministro. Le exigen que se aseguren de que sus productos no contienen cobalto extraído en condiciones que vulneran los derechos humanos, entre ellas el trabajo infantil.

Amnistía Internacional también pide a Apple que informe de los procesos que ha llevado a cabo para asegurar que los productos que comercializa no contienen cobalto extraído en las condiciones citadas. Asimismo desde la organización se han dirigido a Apple para que facilite los nombres de las empresas proveedoras de cobalto que participan en su cadena de suministro, incluyendo el máximo de información posible sobre el lugar y las condiciones de extracción del cobalto.

Desde la organización insisten en que si Apple no dispone de esta información debe dar los pasos para obtenerla y no mirar hacia otro lado, como si este asunto no fuera responsabilidad suya. De comprobarse que existen violaciones de los derechos humanos en su cadena de suministro, reclaman que la empresa tome medidas para reparar el daño sufrido.

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.