Ciber Cultura

Los trabajadores están satisfechos cuando los robots toman el control de las tareas

robots
Escrito por Mihaela Marín

Un estudio del MIT indica que la clave para aumentar la eficiencia de los empleados es ofrecer a las máquinas inteligentes más autonomía.

La gran expansión de la industria robótica no ha creado sólo oportunidades. Hay muchas opiniones que se mantienen refractarias al acelerado desarrollo de máquinas inteligentes especialmente en lo que concierne las prácticas de reemplazar la fuerza laboral humana con las capacidades automatizadas de los robots.

Al contrario de estas convicciones, un equipo de científicos de Computer Science and Artificial Intelligence Lab del MIT intenta demostrar que la situación es totalmente distinta a lo que se suele pensar. Después de realizar un estudio se ha constatado que los trabajadores humanos están muy contentos y aumentan su nivel de productividad cuando los robots se encargan de dirigir las tareas de fabricación.

Durante nuestra investigación nos hemos querido asegurar de que la mano de obra humana es a la vez satisfactoria y productiva. Hemos descubierto que la clave es ofrecer a las maquinas más autonomía si esto ayuda a los trabajadores trabajar de manera más efectiva con sus compañeros robotizados”, comenta Matthew Gombolay, un estudiante de doctorado que lideró el proyecto.

El principal objetivo de la investigación ha sido el de poner a prueba la eficiencia de los robots en sus actividades conjuntas con los empleados.

Para ello los científicos analizaron el trabajo en equipo de un grupo formado por dos humanos y un robot en tres situaciones distintas: una manual en la cual todas las tareas se asignaron a los humanos, la segunda, semiautónoma, que permitió a un humano trabajar por su cuenta mientras que el robot asignó las actividades al otro humano y la tercera completamente autónoma en la cual todas las tareas se delegaron a los robots. Cada equipo se encargó de reunir y ensamblar componentes en un intervalo de menos de diez minutos, simulando las actividades de una fábrica.

Al final del estudio los participantes han declarado haberse sentido a su nivel máximo de productividad cuando los robots se han quedado a cargo de las tareas establecidas. Los trabajadores han reconocido que la situación completamente autónoma no sólo ha sido la más eficiente sino también la más preferida entre todas.

El factor que más ha influido en la opinión de los empleados ha sido la inteligencia de la máquina de solucionar los obstáculos inesperados que podrían afectar el proceso de producción.

El equipo del MIT apunta que ceder el control a los robots no significa que los humanos tengan que soportar una situación de obediencia sino que estos seguirán coordinando las tareas mediante los algoritmos creados.

Los científicos piensan que la investigación servirá para crear las condiciones de una colaboración eficiente entre empleados y robots tanto en las tareas manufactureras como en las misiones de búsqueda y rescate o en las actividades de construcción.

 

Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.