Ciber Cultura

Trabajador e-nomad o nómada tecnológico, ¿eres uno de ellos?

empresas españolas teletrabajo
Escrito por Lara Olmo

Estás conectado (casi) 24 horas al día, empleas las TIC de manera recurrente y rara vez trabajas desde un mismo sitio. ¿Te sientes identificado? Sí es así, entonces cumples con el perfil del trabajador e-nomad, o nómadas tecnológicos del siglo XXI, como algunos les llaman.

Se trata de una figura que ha surgido como consecuencia de la revolución de las tecnologías, dispositivos y aplicaciones y su implantación en el mundo laboral. Está en la misma línea que el teletrabajo y puede recordar también al modus operandi de los freelance, pero los profesionales e-nomad no siempre trabajan por proyecto. Lo que sí es verdad es que se ajustan muy bien a compañías como las startups, ya que como ellos se caracterizan por su dinamismo, su capacidad de adaptarse a los cambios y la flexibilidad en los horarios. Pero también a las pymes, donde tecnologías como los servicios de virtualización o las nubes privadas se están implementando cada vez más.

¿Lo sabías? Si eres freelance no siempre tienes que darte de alta

¿Pero qué elementos caracterizan a los profesionales e-nomads? Como te adelantábamos, emplean todos los recursos tecnológicos que tienen a su alcance; esto provoca que estén ‘hiperinformados’ y por otro lado disponibles en todo momento para la empresa que los contrata. Por eso no les hace falta estar físicamente en la oficina o en ningún sitio específico; ellos están donde está el trabajo.

Al no tener un lugar fijo en el que trabajar, los nómadas tecnológicos se adaptan con facilidad a diferentes entornos y formas de operar. Son flexibles y prefieren administrarse su propio tiempo y sus recursos. De ahí que los profesionales e-nomad valoren especialmente la libertad en el trabajo.

Pero no es oro todo lo que reluce, y como cualquier otro perfil profesional, también tiene sus inconvenientes. Esa indefinición de sus horarios sumada a la conectividad permanente les hace más difícil diferenciar entre trabajo y lo que no lo es. Según señala Inés Dalmau, profesora colaboradora de Estudios de Economía y Empresa de la UOC (Universidad Abierta de Cataluña), en el día a día de un trabajador e-nomad la frontera entre vida personal y laboral se diluye con facilidad, de ahí que sea importante para ellos la autogestión del tiempo, priorizar tareas y saber decir ‘no’ en ocasiones.

El teletrabajo se va abriendo hueco en las compañías españolas

Además los trabajadores e-nomads son más proclives a padecer nomofobia, es decir, a sentir estrés o inquietud si están durante unas horas sin recibir ningún mensaje nuevo o sin conexión. Necesitan estar conectados permanentemente y tener la certeza de que no se les escapa ninguna información.

En cualquier caso, lo que es seguro es que la evolución del mercado laboral y el avance de las TIC harán que cada vez sean más frecuentes este tipo de profesionales. En esta infografía puede ver algunas de las ventajas de trabajar desde casa:

Las ventajas del teletrabajo

 

Y tú ¿Contratarías a un e-nomad o nómada tecnológico en tu compañía? ¿practicas o has practicado el teletrabajo?

Vía | Equiposytalento

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.