Ciber Cultura Tendencias

Taylor Swift sí subirá ‘1989’ a Apple Music

TaylorSwift
Escrito por Manuela Astasio

La cantante estadounidense anuncia a través de su cuenta oficial de Twitter que, finalmente, su último disco sí estará disponible en la nueva plataforma.

Continúan las buenas noticias para Apple Music. Tras el acuerdo alcanzado ayer por la plataforma con discográficas independientes, la cantante Taylor Swift, mediática abanderada de las reclamaciones de algunos músicos acerca de los márgenes que les retribuyen las plataformas de streaming, ha confirmado finalmente que su último álbum, el superventas 1989, sí estará disponible en el servicio, cuyo lanzamiento se prevé inminente.

La estrella de la música ha anunciado esta decisión a través de su perfil oficial de Twitter, el mismo canal que Eddy Cue, directivo de Apple, empleó días antes para confirmar que, finalmente, Apple Music sí pagará a los músicos por las reproducciones de sus canciones que tengan lugar durante los tres meses de prueba gratuitos con los que la plataforma quiere tentar a los usuarios.

Días antes, Swift había publicado una carta en la que cargaba contra Apple Music precisamente por este motivo. “Estoy segura de que saben que Apple Music ofrece una prueba gratuita de 3 meses a cualquier persona que se inscriba en el servicio. Lo que no sé es si están al tanto de que Apple Music no va a pagar a compositores, productores y artistas de esos tres meses”, escribía entonces la artista en su Tumblr oficial. “Me parece que es sorprendente, decepcionante, y completamente contrario a los principios históricos progresistas y generosos de esta empresa”, manifestó Swift, que siempre ha ofrecido su música en iTunes, el servicio de descargas de pago de Apple, cuyas ventas, según distintos estudios, habrían descendido en paralelo al ascenso del streaming, tendencia en la que la compañía busca despuntar ahora con Apple Music.

En cualquier caso, la respuesta de Apple a las duras palabras de Swift fue rápida. Cue, máximo responsable de Apple Music, afirmó en Twitter a las pocas horas: “#AppleMusic pagará a los artistas por streaming, incluso durante el periodo de prueba gratuito”, sin especificar, eso sí, otros detalles.

Taylor Swift sí subirá ‘1989’ a Apple Music

“Tras los acontecimientos de esta semana, he decidido poner 1989 en Apple Music. Y felizmente”, comunicaba hace apenas unas horas la cantante a través de la red social de los 140 caracteres. “En caso de que os estéis preguntando si esta decisión es fruto de algún acuerdo en exclusiva como los que Apple ha establecido con otros artistas, no es así”, añadía después. “Ésta es la primera vez en la que me siento bien de verdad poniendo mi disco en streaming. Gracias, Apple, por tu cambio de actitud”, declaraba.

Apple Music es algo así como la versión reloaded de Beats Music, la división de streaming de Beats, la compañía de música online y auriculares de alta gama que la firma de la manzana adquirió en mayo de 2014 por 3.000 millones de dólares. Beats, ahora Apple Music, ha sido vista desde el principio como la pasarela que podría permitir a los de Cupertino recuperar o, al menos, aproximarse, a su antigua posición en el negocio de la música.

Estrenado el 27 de octubre del pasado año, 1989 es el mismo disco que Swift decidió no subir nunca a Spotify. Hasta poco antes de su lanzamiento oficial, todo el repertorio de la cantante de Pensilvania se encontraba en la plataforma anglo-sueca, e incluso así sucedió durante un tiempo con el primer sencillo del álbum, ‘Shake it off’. Sin embargo, poco antes de que el disco aterrizara en las tiendas, Swift retiró sin previo aviso todo su catálogo de Spotify, donde nunca llegó 1989, que se convirtió, así, en un punto de inflexión en la carrera de Swift. El gesto, desvelarían declaraciones posteriores de Swift y su equipo, era una forma de mostrar su desacuerdo con el modelo de negocio que el servicio mantiene y los márgenes que destina a los artistas por su música.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.