Ciber Cultura Tendencias

Spotify se disculpa por la polémica que ha desatado su nueva política de privacidad

Spotify demuestra que 10 millones de usuarios pagan por música
Escrito por Redacción TICbeat

El CEO de la compañía de ‘streaming’ musical se ve obligado a aclarar los nuevos términos del servicio públicamente.

Spotify acaba de sumarse a la lista de plataformas online que se ven obligadas a responder al enfado de sus usuarios ante sus nuevas condiciones de privacidad. Y se ha estrenado por todo lo alto: su CEO, Daniel Ek, ha tenido que publicar en el blog oficial del servicio de streaming musical una entrada titulada “SORRY” (perdón).

El motivo: la última actualización de su política de privacidad y condiciones del servicio y –puede que sobre todo esto último- la manera en la que el equipo de la compañía lo ha trasladado al respetable. Al comunicar a sus usuarios que de aquí en adelante podría solicitarles acceso a las fotos, micrófono y libreta de contactos de su dispositivo móvil, Spotify envió un mensaje confuso y preocupante a estos, que no tardaron en reaccionar mostrando su indignación.

Ek ha reconocido ahora que Spotify “debería haber llevado a cabo una mejor labor de comunicación”. “Nuestros nuevos términos y condiciones de privacidad han generado mucha confusión en cuanto a qué tipo de información tenemos acceso y para que la utilizamos. Pedimos disculpas por eso”, ha declarado.

El CEO de Spotify ha aprovechado su comunicado público para tratar de aclarar los malentendidos que a su juicio se han producido respecto a su nueva política de privacidad. Y lo ha hecho paso por paso.

En el caso de las fotos, Ek ha asegurado que, al contrario de lo que se ha interpretado, Spotify nunca accederá por su cuenta y riesgo a la galería de fotos de los dispositivos de sus usuarios. En lugar de ello, la plataforma de streaming solo utilizará el permiso que sus usuarios le den para utilizar aquellas fotos que ellos señalen específicamente, para cambiar su avatar o poner una imagen a una lista de reproducción de creación propia, por ejemplo. Respecto al micrófono, el CEO de la compañía asegura que futuras versiones del servicio introducirán la posibilidad de controlarlo mediante comandos de voz, y que el acceso de la app a este aparato, que se limita a esta función, puede ser desactivado en cualquier momento.

El uso de la geolocalización, otro de los aspectos a los que se refiere la nueva política de Spotify que más polémica han suscitado, tiene el fin de “ayudar a personalizar las recomendaciones y ofrecer información actualizada” para los usuarios. Ek asegura que los internautas podrán desactivar en cualquier momento la opción de compartir su ubicación con Spotify. Algo parecido sucede con la posibilidad de que Spotify acceda a los contactos de los teléfonos, una función cuyo objetivo es el de permitir a los usuarios que encuentren a sus amigos en Spotify.

Como suele suceder en estas polémicas, Spotify se ha defendido alegando que el espíritu de estos cambios se basa en ofrecer a los usuarios opciones más personalizadas y adecuadas a sus gustos. El dilema para el público en ésta y otras plataformas reside en decidir si prefiere un servicio personalizado o compartir el mínimo de información posible.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.