Ciber Cultura

SpaceX logra finalmente aterrizar su Falcon 9 en alta mar

Falcon9_SpaceX
Escrito por Marcos Merino

Tras cuatro intentos infructuosos que permitieron a Blue Origins tomar la delantera, la compañía espacial de Elon Musk cosecha un éxito histórico.

A la quinta va la vencida. SpaceX, la compañía fundada por Elon Musk con el fin de hacer avanzar la carrera espacial, tuvo éxito el pasado mes de diciembre haciendo aterrizar su cohete Falcon 9 en tierra firme tras haberlo lanzado al espacio, pero hasta ahora había fallado cuatro veces (la última en marzo) cuando intentó hacerlo aterrizar en la plataforma de un ‘droneship’ o ‘dron marítimo’… no obteniendo más que cuatro explosiones tras colisionar ambos vehículos.

Sin embargo, tras haber subido al espacio la cápsula Dragon para transportar 3,1 toneladas de suministros y material científico para los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS), el Falcon 9 logró aterrizar ayer en el ‘droneship’ entre los aplausos del control de la misión en la sede californiana de SpaceX. George Diller, el portavoz de la NASA, salió poco después a confirmar el exitoso aterrizaje.

Si todo va bien, mañana por la mañana la cápsula Dragon se acoplará a la ISS, a 400 kilómetros de altitud, certificando el éxito completo de esta misión de abastecimiento, la octava encargada por la NASA a SpaceX (y la primera en la que el Falcon 9 no sube con el fin de poner satélites en órbita).

Pero, ¿por qué el empeño de Musk en dilapidar grandes cantidades de dinero en lograr este aterrizaje? Pues, paradójicamente, por una búsqueda del ahorro: si se lograse convertir en algo habitual que los cohetes lanzados al espacio volvieran intactos a la Tierra, se podrían reutilizar numerosas partes de los mismos para otras misiones, rentabilizando notablemente los viajes espaciales (y, permitiendo pensar, a largo plazo, en el nacimiento de una era de turismo espacial).

Sin embargo, esto nos lleva otra pregunta: ¿Por qué empeñarse en el aterrizar en el mar si la opción del aterrizaje terrestre había cosechado un éxito hace ya cuatro meses? También por razones de ahorro… de combustible, en este caso: la cantidad del mismo necesaria para devolver al cohete a Cabo Cañaveral (Florida) es mucho mayor, al requerir una maniobra más compleja, que recurrir al uso del ‘droneship’. Eso por no mencionar la enorme cantidad de burocracia que debe afrontar SpaceX para lograr que las autoridades estadounidenses den el visto bueno a un aterrizaje en su territorio.

En resumen: Musk ha cosechado una nueva victoria tanto para el avance de la exploración espacial como en su pulso con la compañía Blue Origins de Jeff Bezos en su objetivo de liderar el sector espacial privado.

Imagen | SpaceX

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.