Ciber Cultura

SpaceX arrebata a ULA un importante contrato militar

spacex
Escrito por Marcos Merino

Su rival, vinculada a los gigantes del sector aeronáutico, se ha visto incapaz de competir en precio con la compañía fundada por Elon Musk.

Esta semana supimos que 2018 será un año importante para la compañía privada de exploración espacial fundada por Elon Musk, SpaceX, gracias al importante contrato militar que acaban de lograr para lanzar al espacio material del Ejército de Estados Unidos, una tarea que hasta ahora había recaído de manera exclusiva en United Launch Alliance (ULA), una compañía propiedad de los dos grandes de la industria aeronáutica: Boeing y Lockheed Martin.

SpaceX había logrado ya en mayo de 2015 los permisos necesarios para lanzar al espacio este tipo de carga, pero hasta ahora no había salido a concurso un contrato por el que las dos compañías pudieran competir. La Administración estadounidense confiaba en que, tras una década de monopolio de ULA, la competencia entre ambas ayudaría a rebajar los costes de la concesión.

El factor precio, clave para batir a ULA

No ha sido exactamente así: ULA ha considerado que era incapaz de acercarse a los costes de SpaceX y ha renunciado incluso a pujar por el contrato. Además, también ha expresado su disconformidad por el peso que el Ejército estaba otorgando al factor ‘precio’ frente a aspectos como la fiabilidad, la capacidad técnica y el buen rendimiento en misiones anteriores.

Debemos tener en cuenta que un lanzamiento promedio de SpaceX cuesta 61,2 millones de dólares, frente a los 225 millones que venían costando los de ULA. Así, finalmente la compañía de Musk recibirá 82,7 millones por poner en órbita un satélite GPS 3 de última generación dentro de 2 años.

Además, también influyó en el desenlace otro aspecto: La prohibición por parte de EEUU de usar motores rusos en sus lanzamientos militares y de inteligencia dejó a ULA (que usa de manera habitual los RD-180 de fabricación rusa) con poco margen de maniobra.

Sin embargo, se espera que dentro de unos meses salga a concurso el lanzamiento de otro satélite GPS 3, y ULA ya ha dejado claro que sus planes pasan por competir por dicho contrato.

Vía | SpaceNews & Popular Science

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.