Ciber Cultura

Smart-dining: la generación ‘millenial’ sale a cenar

elacarte
Escrito por Marcos Merino

La experiencia del cliente del sector de la hostelería podría estar a las puertas de una revolución gracias a la adopción de las nuevas tecnologías.

“El sector de la restauración lleva mucho tiempo con nosotros -concretamente desde los albores de la civilización occidental-. Ya en los tiempos de la antigua Roma, algunos de los primeros restaurantes públicos conocidos, los llamado thermopolia, fueron puntos de referencia donde la ciudadanía local podía ir a socializar, quedar, y llenar su estómago tras un duro día de trabajo. Aunque nuestra forma de vida ha sufrido una metamorfosis completa en la sociedad actual, los restaurantes como tal han cambiado poco: la experiencia del cliente es hoy, en lo fundamental, la misma que hace siglos en los thermopolia romanos”. Así comienza el artículo que Rajat Suri, fundador y CEO de Elacarte.com,ha escrito recientemente en Techcrunch para introducirnos en el concepto de smart dining.

Para Suri, el software puede estar cambiando la forma en que comemos en los restaurantes de la misma manera en que Nest está transformando el modo en que vivimos en nuestros hogares, o de la que Google podría llegar a lograr con su proyecto Google Car. Pone los ejemplos de cómo las tablets equipadas para gestionar los pedidos y el pago de los comensales están invadiendo las grandes marcas de cenas informales de Estados Unidos (como Applebee´s). O de cómo las listas de espera se gestionan con servicios como NoshList o NoWait, los pedidos online empiezan a centralizarse en plataformas como OLO, y los restaurantes de alta cocina se introducen en los pagos móviles con apps como OpenTable. Eso por no mencionar que empieza a instalarse en el sector el debate sobre el uso del Big Data para optimizar los procesos operativos de los camareros, o para mejorar la experiencia del cliente.

“La nueva era de lo que yo llamo ‘comedor inteligente’ ya ha llegado”, afirma Suri. Para él el punto de inflexión real, pese a que llevamos 20 años conviviendo con Internet, fue la comercialización masiva del iPhone en 2007, que acercó (económica y funcionalmente) las apps móviles a los consumidores. “Era sólo cuestión de tiempo antes de que esta explosión de tecnología encontrara su camino en la industria de los restaurantes. De hecho, la Asociación Nacional de Restaurantes descubrió que el 63% de sus clientes habían confiado en la tecnología para hacer pedidos y reservas, o para buscar datos sobre la localización y la oferta de los locales”. Suri también señala que esta tendencia no hará otra cosa que aumentar una vez que la generación millenial entre en el mundo laboral y empieza a expandir su poder adquisitivo. Hace unos días ya abordamos en esta web la Interactive Restaurant Technology, que se inscribe en la misma tendencia.

Para el autor del artículo, serían infundados los temores de que una mayor dependencia de apps y dispositivos móviles pudiera deteriorar las relaciones humanas. Antes bien, para él los ‘comedores inteligentes’ permitirán que los camareros se desliguen de tareas rutinarias como las de tener que memorizar los ingredientes de cada plato, y pueda así interactuar con los clientes desde un planteamiento más personal: “En la era iPhone, ¿cómo reaccionarán [los clientes] cuando algunos restaurantes les hagan esperar durante varios minutos más que la competencia? […] ¿Cómo reaccionarán cuando algunos restaurantes ofrezcan experiencias más obsoletas que los demás?”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • Andrés Navarra

    Muy Buen articulo !!! Espero que este modelo de pensamiento, openmind, llegue mas temprano que tarde por España. Hace 3 años que estamos tratando de penetrar el mercado con este tipo de servicios pero aun falta cultura de lo diferente.