Entretenimiento

Robot sexual español dañado por tocamientos en un evento tecnológico

Escrito por Marcos Merino

‘Samantha’, creación del barcelonés Sergi Santos, tuvo que volver al taller después de recibir la ‘atención’ de multitud de asistentes a un evento sobre IA.

Sergi Santos es barcelonés, doctor en nanotecnología con numerosas publicaciones académicas… y emprendedor en el sector de las robots sexuales personalizadas a través de su proyecto empresarial Synthea Amatus. A comienzos de este año, recorrió los medios presentando su prototipo Samantha, el robot sexual “capaz de llegar al orgasmo” y dotada también de un “modo familiar” y un “modo romántico” en los que variaba su conversación y su respuesta al contacto físico del usuario.

En una entrevista para RT, afirmaba “mejor que haga esto yo, un científico […] que dejarlo en manos de la industria sexual. Porque en esa industria hay gente que lo quiere hacer de una manera muy sexual, muy bruta, y muy sucia”. También revelaba que le había recomendado a su mujer que jamás dejase a ‘Samantha’ “sola en una habitación 20 minutos con un hombre. ¿Por qué? Porque se la cepillan, no tengo ninguna duda”.

La experiencia de Santos en el Ars Electronica Festival, un famoso evento tecnológico que acoge todos los meses de septiembre la ciudad austriaca de Linz y al que acudió para presentar a Samantha, le habrá convencido de una de sus intuiciones (mejor no dejar sola a su robot) y le habrá servido para descartar la otra… porque la gente del mundo de la tecnología también puede ser ‘bruta’ y ‘sucia’.

Y es que, según informa la BBC, Samantha terminó “en un estado muy sucio” y “con dos dedos rotos” por una “lluvia de atención masculina”. Resumiéndolo en pocas palabras: un robot de más de 6000 euros sufrió desperfectos tras verse expuesto a tocamientos a manos de una multitud de humanos, muchos de ellos profesionales del ámbito de la inteligencia artificial. “Como no entendieron la tecnología ni tuvieron que pagar por ella, la trataron como bárbaros”, se queja su inventor. Aunque ahora tendrá que pasar por el taller, Santos aclara que “Samantha puede soportar mucho, saldrá adelante”.

Vía | BBC, RT, Breitbart

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • katrina

    meh. no se puede decir nada que no ofenda al lado masculino. Que lástima que la inteligencia no opaque sus instintos salvajes