Ciber Cultura

Un robot que mueve las caderas como una estrella del pop

TheRobotProject
Escrito por Rafael Claudín

Un grupo de estudiantes de mecatrónica desarrolla un robot bailarín a imagen y semejanza (aproximada) de la estrella del pop sueco Robyn.

Después de casi un año de trabajo intensivo, un equipo de estudiantes de mecatrónica de la universidad sueca KTH ha finalizado el trabajo que han dado en llamar The Robot Project. Si bien no han desperdiciado originalidad en el nombre de un proyecto de robot, la han derrochado en su objetivo: un robot capaz de menear el esqueleto que rinde homenaje a la estrella nacional del pop Robyn.

El robot está compuesto principalmente por motores de motocicleta y componentes creados con una impresora 3D. Para resolver su principal destino, el baile, incorporaron un micrófono en su estructura. El sonido es recogido por un programa detector del ritmo que se sirve de una placa Raspberry Pi. Los golpes de ritmo se transforman, gracias a un algoritmo creado para la ocasión, en bandas de frecuencia que el robot convierte en movimientos de baile.

Con Marta Sánchez no habría sido lo mismo

No es casualidad que el equipo de desarrollo haya escogido a Robyn. Para empezar, es sueca y les caía más a mano. No habría sido lo mismo con una reina del pop, por ejemplo, española. Por ejemplo, Marta Sánchez. No, definitivamente no habría sido lo mismo. Pero además Robyn tiene un puñado de canciones con temas robóticos. Y una trabajada estética robótica.

No en vano, la artista colaboró en el desarrollo del robot. Después de una de sus primeras reuniones, regaló a los estudiantes un libro sobre el alunizaje del Apollo para que tuvieran presente su estética. Elias Josefsson, uno de los ingenieros mecatrónicos que ha desarrollado el proyecto citado por Wired, indica que discutieron “cómo sería el look & feel del robot y ella describió la lanzadera lunar como un ejemplo en el que algo no está diseñado con una cubierta sofisticada, sino que la crudeza puede ser hermosa con todas las partes necesarias visibles”.

Así es el resultado, en líneas generales: el robot tiene todos sus mecanismos y cableados a la vista. Eso sí, para poder ser la auténtica estrella en una noche de marcha, está sobrecargado de luces que le dan un aire a robot bailarín salido de Inteligencia Artificial. El vídeo de la presentación oficiosa, del pasado diciembre, no deja lugar a dudas:

La presentación oficial tiene lugar en el día de hoy pero, por el momento, el robot no tiene más planes de fiesta, en palabras de Josefsson. Quizá el robot no tenga una utilidad práctica directa, más allá de una curiosidad turística. Pero este tipo de desarrollos pueden aportar su granito de arena para el progreso robótico. Os dejo con el vídeo en el que la artista sueca comenta sus experiencias robóticas.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.