Ciber Cultura

¿Quiere Hillary Clinton acabar con la economía colaborativa?

Hillary Clinton y su polémico uso del correo electrónico personal

Unas afirmaciones de la candidata demócrata Hillary Clinton han desatado la ira de los liberales norteamericanos al entender que quiere acabar con Uber o Airbnb.

La contienda electoral en Estados Unidos sigue que arde y el programa tecnológico de los distintos candidatos sigue saliendo a la palestra de forma continuada. Así, a las delirantes acusaciones de Donald Trump contra Amazon o Microsoft, además de sus diversos y particulares comentarios respecto a Internet, ahora la polémica se cierne sobre el bando demócrata, ya que algunas personas están acusando a Hillary Clinton de querer acabar con la economía colaborativa.

Servicios como Uber o Airbnb se sustentan en los principios de la economía colaborativa, en la que los usuarios comparten sus bienes y servicios con otros ciudadanos, de forma mucho más flexible y ágil que en el modelo tradicional en el que intervienen contratos con empresas y proveedores de servicios. En ese sentido, la candidata demócrata a la Casa Blanca y exsecretaria de Estado afirmó que, en el momento en que los trabajadores se comportan como autónomos, se puede dar pie a que empresarios exploten o “incluso roben los salarios” de los empleados.

“La llamada economía colaborativa puede crear oportunidades interesantes e impulsar la innovación, pero también está planteando debates difíciles acerca de la protección de los espacios de trabajo y lo que se considerará como un buen trabajo en el futuro”, concluyó Hillary Clinton.

Ofensiva liberal en contra de Clinton

Estos comentarios han desatado toda una oleada de críticas en redes sociales y por parte de los colectivos más liberales del país. Tal y como recoge la CNBC, uno de los más beligerantes ha sido Grover Norquist, un conocido activista en contra de los impuestos, fundador y presidente de la asociación Americans for a Tax Reform.

Norquist no ha dudado en afirmar que “si Hillary Clinton es elegida, emprenderá una guerra contra Uber y toda la economía colaborativa”. Según este portavoz, “las elecciones son un claro referéndum de ‘sí’ o ‘no’ para la economía colaborativa, Uber o Airbnb”, al mismo tiempo que explicaba que la postura de Clinton se debe a un intento de buscar el apoyo de los sindicatos a su candidatura: “A los sindicatos no les gusta que puedas ser tu propio jefe, porque entonces no te pueden obligar a pagar una cuota sindical”, añade Norquist.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.