Quién fue Martin Luther King y cuál es su influencia en la sociedad actual

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

Pocas personas hay a las que no les suene el nombre de Martin Luther King, que desarrolló una labor crucial como líder del movimiento por los derechos civiles de las personas negras en Estados Unidos y que también desempeñó un papel muy importante como activista frente a la pobreza y en protestas contra la Guerra de Vietnam. Hoy, repasamos su historia, sus enseñanzas y todas las consignas de su figura, muy útiles hoy en día. Sus reivindicaciones lo conducirían a recibir el Premio Nobel de la paz en 1964. ¿Quién fue Martin Luther King?

King nació el 15 de enero de 1929 en Atlanta, lugar en el que se crió y donde las leyes de Jim Crow generaban una realidad espantosa de segregación y discriminación para las personas afroamericanas. En este lugar el que sería Nobel de la Paz recibió educación en el colegio universitario Morehouse y obtuvo el doctorado de la Facultad de Teología de la Universidad de Boston. Al volver al sur, se convirtió pastor de la iglesia bautista de la avenida Dexter en Montgomery, Alabama.

Así es la Teoría de la Felicidad de Albert Einstein vendida por 1,32 millones de euros

Una de las principales luchas de King se remonta a los cincuenta, década en la que realizó la campaña del boicot de buses de Montgomery, de un año de duración. La costurera Rosa Parks fue detenida al no querer ceder su asiento a un pasajero blanco en el bus, dado que por aquel entonces las personas negras estaban relegadas y únicamente podían sentarse en la parte trasera de este medio de transporte.

La Corte Suprema finalmente anuló las leyes de segregación de los autobuses de Alabama en 1956, tras lo que King cofundó la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano y siguió impulsando la acción no violenta a favor de los derechos civiles en todo el sur. También llamada resistencia no violenta o no violencia activa, esta es una táctica de protesta relacionada con la desobediencia civil que propugna el logro de un cambio político, social y cultural sin necesidad del empleo de la violencia. En la práctica se sirve de protestas simbólicas y actos de no-cooperación en las áreas políticas y económicas.

Decidió viajar a la India en 1959, influenciado por las enseñanzas de Mahatma Gandhi. A posteriori, en la siguiente década siguió aprovechando su liderazgo y el papel de sus discursos para perseguir la segregación, siendo detenido y encarcelado por manifestaciones no violentas en Alabama, Florida y Georgia.

Desde prisión, en 1963, King escribió su famosa “Carta desde la cárcel de la Ciudad de Birmingham” –que puedes leer completa aquí– y ese verano pronunció un discurso que se quedaría grabado en la mente de millones de personas, titulado “Tengo un sueño” y que pronunció ante 200.000 espectadores en el Paseo Nacional en Washington.

El bautizado como “Domingo Sangriento” fue una fecha clave, acontecida el 7 de marzo de 1965. En una marcha, los manifestantes por el derecho al voto recibieron violencia civil y policial cuando atravesaban el puente Edmund Pettus en Selma, Alabama. A raíz de ello, Martin Luther King decidió convocar una marcha de 87 kilómetros de Selma a Montgomery, para solicitar de nuevo el derecho civil de la población afroamericana al sufragio.

En 1964 el presidente Lyndon Johnson firmó la Ley de Derechos Civiles que prohíbe la discriminación en el empleo, alojamientos públicos y otros aspectos. Martin Luther King acudió a la firma y siguió reivindicando la aparición de un cuerpo legislativo que no negase a la población negra el derecho a voto con prácticas discriminatorias como ñps exámenes de alfabetismo. Precisamente, al año siguiente, en 1965, Johnson firmó la Ley de Derecho al Voto.

El 4 de abril de 1968, King fue asesinado en el balcón de un cuarto de hotel en Memphis (Tennessee). En su funeral, miles de personas lamentándose marcharon por Atlanta tras un carro tirado por una mula que trasladaba su féretro. En un ensayo publicado póstumamente titulado “Un testimonio de esperanza”, King instó a los estadounidenses negros a continuar su compromiso con la no violencia, subrayando por otro lado que “no puede lograrse una justicia para los negros sin cambios radicales en la estructura de nuestra sociedad”.

El principal legado de Martin Luther King es la protesta no violenta como resistencia a la autoridad, como demanda ante las injusticias y como reinvindicación de derechos civiles para colectivos como el de las personas negras. Su figura sirvió como inspiración para luchas como el movimiento Solidaridad en Polonia o la acción de Nelson Mandela para terminar con el apartheid en Sudáfrica. Para King, el mundo debe ser igualitario y libre, donde ninguna forma de discriminación esté legitimada ni se le nieguen oportunidades a nadie, peleando contra los segmentos oprimidos de la sociedad.

El Instituto de investigación y educación y Martin Luther King Jr. en la Universidad de Stanford, acoge el proyecto “Documentos de King”, una colección completa de todos los discursos de King, correspondencia y otros escritos. El Instituto también participa en la Iniciativa del Plan de Estudios de Liberación (Liberation Curriculum Initiative) y de la Comunidad Gandhi-King, las cuales utilizan la vida e ideas de King para conectar a activistas sociales en el mundo que trabajan para promover los derechos humanos.

Cerca del monumento a Lincoln se construyó un monumento nacional a King donde pronunció su discurso “Tengo un sueño”, mejorando la vida de millones de personas con sus palabras y acciones.