Entretenimiento

¿Qué sabemos de Kim Jong Un? El líder norcoreano y su pasado

kim jong un corea norte
Escrito por Eduardo Álvarez

Kim Jong Un es el tercero de una estirpe de gobernantes de Corea del Norte, país del que se sabe bastante poco en Occidente. No obstante, su actual “querido líder” tiene un pasado bastante bien documentado.

Kim Jong Un es una de las personalidades más importantes del mundo, líder de un país cuya economía es prácticamente insignificante, pero con capacidad para disponer de armas nucleares y misiles de largo alcance.

Sucesivas crisis políticas con Corea del Sur, Japón y Estados Unidos han convertido a Kim Jong Un en el centro de todas las miradas. Sin embargo, aunque todo el mundo parece querer al nuevo “querido líder” norcoreano, los datos acerca de su presente y paso son bastante difusos.

¿Qué se sabe acerca de su personalidad? ¿Cuántos años tiene? ¿Dónde estudió?

Esta galería fotográfica muestra cómo es Corea del Norte en realidad

Por suerte, desde su llegada al poder han salido a la luz testimonios y datos de sobra para saber más datos acerca de este militar. Por ejemplo, se sabe que estudió durante varios años en Suiza, donde se preparó para suceder a su padre en el poder una vez que su hermano fue acusado de traición.

En el país helvético estudió en uno de los internados más selectos -y caros- aunque no se le dio muy bien. Suspendió ciencias y aprobó por poco el resto. Al parecer, tenía más interés en deportes como el fútbol y el baloncesto.

Curiosamente, el ídolo juvenil de Kim Jong Un era ni más ni menos que el estadounidense Michael Jordan.

Un líder duro pero con capacidad para negociar

Una vez en su país y cómo líder del Partido, ha tenido que ganarse el respeto del estamento militar, el auténtico poder en Corea del Norte. Se especula con algunas purgas entre los generales más antiguos y críticos con el nuevo heredero, aunque no está confirmado y no es descartable que sea información falsa.

Lo que sí está claro es que bajo su mando Corea del Norte está más cerca que nunca de convertirse en una potencia nuclear capaz de amenazar territorios de Estados Unidos, algo que ha servido para conseguir que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se siente a su mesa a negociar.

Por ahora, lo que se sabe de la personalidad de Kim Jong Un es que, aunque está dispuesto a ir más allá que su padre, no duda a la hora de retroceder para conservar el terreno ganado. Quizás por eso ha enfriado los ánimos después de una escalada verbal admitiendo firmar el armisticio con Corea del Sur.

Por ahora, la península de Corea está más en paz que en las últimas décadas. Eso debería ser motivo de celebración.

Ahora viene lo más difícil para Kim Jong Un: en lugar de lidiar con los enemigos externos -al menos por el momento- tendrá que hacer frente a los internos. En un país completamente militarizado habrá sectores a los que no les gustará la nueva situación de paz.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez